Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El móvil es mi entrenador

Las aplicaciones para monitorizar la práctica deportiva, pese a algunas limitaciones, viven un gran momento de forma

El móvil es mi entrenador

Hace tiempo que salir a correr dejó de ser una práctica sencilla en la que el usuario tan solo se preocupaba de eso mismo, de correr, como mucho acompañado por un reproductor musical y un cronómetro. Ahora el smartphone ha ganado terreno y son cada vez más los runners que utilizan sus perfiles en las redes sociales para compartir (y, por qué no, fardar) sus marcas personales a través de aplicaciones móviles una vez concluido el ejercicio.

Por medio de la localización GPS, estas apps monitorizan la distancia recorrida, su duración, la velocidad media y las calorías quemadas, entre otros aspectos, además de plasmar el trayecto en un mapa. Establece incluso un calendario donde se registra la progresión del entrenamiento. Parece una herramienta ideal para los amantes del deporte, sean corredores o ciclistas, profesionales o aficionados. ¿Pero es rigurosa?

 "La información siempre es buena si se sabe traducir. La mayor parte de estas aplicaciones aportan datos objetivos sobre la carrera determinados por el GPS, pero estos deben ser interpretados sobre la base de las condiciones de salud y forma física de cada deportista", señala Carlos de Teresa, doctor miembro de la Junta de Gobierno de la Federación Española de Medicina del Deporte (FEMEDE). Un ejemplo de estos fallos deductivos es el análisis de las calorías gastadas, una de las grandes obsesiones de los corredores. "A veces el programa nos indica que hemos gastado muchas calorías, creyendo haber quemado mucha grasa. Y no siempre es así, porque el uso de la grasa o de la glucosa para producir la energía que necesitamos depende de la intensidad del esfuerzo", explica.

La grasa, por tanto, se elimina cuando se realiza deporte de manera rutinaria y prolongada en el tiempo. Pero cuando aceleramos o subimos cuestas se utiliza más la glucosa. "No se trata de gastar calorías durante el ejercicio, sino que este entrene al metabolismo que quema grasa para que siga actuando el resto del día y nos produzca otros beneficios para la salud", aclara De Teresa.

Entusiasmo con sentido común

Aparte de las calorías, hay otras limitaciones que poseen estas aplicaciones, como es el control de la frecuencia cardíaca para medir la intensidad del ejercicio (se necesitan cintas pectorales y pocos programas las tienen), así como otras variables de control de esa intensidad y del esfuerzo subjetivo de cada uno. "Correr cinco kilómetros a 12 km/h puede ser un esfuerzo insuficiente para un corredor de maratón, pero podría provocar lesiones musculares en una persona con sobrepeso, por lo que estas variables tienen que utilizarse en función del nivel de condición física y de salud de cada persona", afirma el médico de FEMEDE.

Pese a estas trabas, la aparición de estas apps es muy positiva en tanto que se incita a profundizar en el conocimiento sobre el estilo de vida saludable. “Que se hable sobre ejercicio, alimentación o descanso incita a la gente a aprender más y a cambiar sus propios hábitos. Hay que aprender a gestionarlos para mejorar la salud a través de un estilo de vida adecuado”, incide Carlos de Teresa, quien cree que sería bueno que las aplicaciones dispusieran de pruebas físicas que permitiesen a los usuarios individualizar sus entrenamientos: "Difícilmente se pueden asimilar de otra manera, no vale la misma preparación para personas con distintas aptitudes".

Nada hace indicar que esta fiebre de los tiempos vaya a cesar ahora. "Entusiasmarse está bien, pero siempre con sentido común", finaliza el doctor. Así que prepare el móvil, las zapatillas, un buen calentamiento y a correr. O, de lo contrario, asuma que será testigo en Internet de las plusmarcas de sus allegados.

Cinco aplicaciones para estar en forma y competir con los amigos

  • Endomondo Sports Tracker. Empleada por millones de deportistas en todo el mundo, monitoriza gratuitamente la duración, calorías, velocidad, distancia y ritmo. Asimismo, permite consultar las rutas favoritas de cada usuario, las que están más cercanas y realizar una serie de desafíos a los que se pueden inscribir. Posee un audio entrenador y, como en el resto de las apps, puede publicar sus marcas en Internet. En su edición de pago añade información meteorológica y entrenamientos interválicos –intercalar momentos de menos intensidad con otros de más intensidad–, entre otros aspectos.
  • Runtastic. Una de las más descargadas, posee una gran variedad de aplicaciones dirigidas a diversas prácticas deportivas, aunque su fama proviene de la monitorización del running. En su versión gratuita (existe otra de pago, con más servicios, como un entrenador por voz) se registran las rutas para, a través de un mapa, ver aspectos como la distancia, tiempo, velocidad o calorías y su progresión en gráficos.
  • RunKeeper. Otra de las app que más furor causa entre los deportistas. De gran carácter social, pues permite compartir nuestros logros y marcas a la vez que observamos las del resto. Su versión gratuita tiene una serie de parámetros que ayudan a realizar un seguimiento del usuario, así como añadir fotos y recibir avisos de audio. Se puede fijar un objetivo y observar los propios récords personales.
  • Strava. Dividida en dos, una para corredores (Strava Run) y otra para ciclistas (Strava Cycling), ofrece la posibilidad de ver gratis todos los datos concernientes a nuestra práctica deportiva, grabar nuestro recorrido en el mapa y gestionar desde el perfil público nuestras actividades y la de nuestros amigos. Posee la opción “segmentos”, que consiste en tramos creados por cualquier usuario y que al pasar por ellos el programa detecta automáticamente el tiempo empleado, creando una tabla de clasificación mundial que, ciertamente, supone un vicio.
  • MyTracks. Aplicación gratuita de Google que, como el resto, monitoriza todos los elementos de la actividad física, pudiéndose añadir marcadores y fotos de la ruta, además de sincronizar y finalmente compartir los resultados en Google Drive.

Puedes seguir Buenavida en Facebook, Twitter, Instagram o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información