Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
CARTAS AL DIRECTOR

El miedo a conocer

Esta semana se cumplió el 25º aniversario de las protestas que tuvieron lugar en la plaza de Tiananmen. Con motivo de ello, se nos ha dicho que allí, en China, desde entonces, se trató de esconder ese hecho, de tal manera que a los menores de 25 años no se les ha explicado nunca ese suceso en el colegio, ni se ha informado sobre él en los diferentes medios de comunicación.

Ante ello, en nuestro mundo, oigo opiniones de contertulios, periodistas, y gente de la calle que se echan las manos a la cabeza, preguntándose cómo es posible que un Gobierno pueda ocultar de tal manera el pasado reciente, un hecho histórico tan trascendental como aquél, a su población. Y yo me sorprendo, pues a su vez se trata de los mismos que se hicieron eco de aquella opinión que, con ocasión del debate sobre la memoria histórica en España, solían defender que “el pasado es mejor no removerlo”.

No sé en qué momento ni quién exactamente logró instaurarnos el miedo a conocer, a saber, a entender mejor las cosas, nuestro pasado, los errores que cometimos como país, como sociedad. Fomentar el desconocimiento, ponerse la venda en los ojos, es el mejor camino para desembocar en una sociedad infantilmente miedosa a enfrentarse a la evidencia, que caerá y recaerá eternamente en los mismos errores que cometieron sus ancestros.— Eduardo Parody Durio.

Puedes seguir EL PAÍS Opinión en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.