Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra
CARTAS AL DIRECTOR

Vigilantes y ladrones

He leído con interés (como siempre) el artículo de Javier Marías (Ladrones de Heathrow) publicado el pasado 7 de abril y me ha recordado una situación parecida que vivimos mi marido y yo el verano pasado a la vuelta de una estancia en Oxford y unos días en Londres. Viajábamos también en business, y en Heathrow, cuando pasábamos el control, vieron mi iPad dentro de la maleta de mano (ahora ya sé que hay que pasarlo solo en una bandeja). Nos retiraron las dos maletas y nos indicaron que nos pusiéramos en un pequeño mostrador. Me pareció humillante que vaciaran la maleta delante de todo el mundo, sin pudor. Llevábamos un montón de libros comprados en Oxford, ropa y poca cosa más, todo muy sospechoso. Cuando llegamos a Barcelona me di cuenta de que mi camisón (bonito y caro) no estaba. Pensé en un descuido del policía, para mí un disgusto. Ahora, después de leer al señor Marías, ya empiezo a pensar en otra cosa. La próxima vez exigiré que vuelvan a poner en la maleta pieza por pieza, lentamente, todas mis cosas. Si ellos no se fían de mí, yo tampoco confío en ellos.