Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
CARTAS AL DIRECTOR

Cruzar el charco

Como es sabido, las migraciones se originan principalmente por razones económicas, y en ocasiones por razones politicas. De los movimientos migratorios los paises obtienen beneficios en terminos netos, de eso no se puede dudar. Varios han sido los movimientos migratorios entre Europa y América Latina en los ultimos siglos, con ciclos desde y hacia los respectivos continentes. Hoy nos encontramos en un ciclo migratorio europeo hacia America Latina. En efecto, en un mundo en crisis, America Latina es un continente ajeno a ella, con un crecimiento economico interesante, que atrae la migración de todos lados. En particular en la región se destaca Chile, con tasas de crecimiento por sobre el 5%, con un nivel de desempleo bajo el 7% (casi estructural), una democracia estable y que demanda mano de obra especializada para sostener ese crecimiento.

Chile, además por razones demográficas, está demandando empleo. Necesita médicos, enfermeras, personal paramédico, tecnicos en minería, en agricultura, especialistas en construcción, en medio ambiente, entre otros. Y también demanda servicios, como son los de gastronomía, atención de ancianos y hotelería rural. Iniciar una empresa en Chile es relativamente fácil, en un par de semanas se obtienen los permisos necesarios, las leyes son claras, y la corrupción es baja.

Por eso, en estos tiempos dificiles y escasos de empleo en Europa y España, ¿porqué no pensar en cruzar el charco? Algunos de vuestros antepasados lo hicieron, en condiciones mucho más duras que las actuales, cuando la distancia implicaba dejar atrás a la familia.

En lo que va del año 2012 más de 9.000 españoles han emigrado a Chile y estamos dispuestos a recibir a más. Los chilenos somos de por sí acogedores, es un pais de emigrantes. Y a quienes hoy enfentan el drama del paro, os invitamos a que penseis seriamente en cruzar el charco.— Claudio Reyes.

Puedes seguir EL PAÍS Opinión en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.