Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
CARTAS AL DIRECTOR

Agravio

Parece mentira que un partido político tan sensible a los agravios hacia los símbolos de la Nación como la bandera o el himno, se permita el descaro de agraviarnos a todos con su frase: “¡Que se jodan!”

Si ya de por sí nos rechinaban los dientes de rabia e indignación con los aplausos y sonrisas de los diputados Populares en el Congreso el día que comunicaron los más brutales recortes contra los que nada han tenido que ver en esta crisis económica, la frase atribuida y recogida en todos los medios de comunicación de Andrea Fabra es un agravio y un insulto a la inteligencia de todos los españoles.

Bien está que hayan incumplido todas y cada una de sus promesas electorales, pero que encima se rían de nosotros excede toda nuestra capacidad de paciencia y resignación. A nadie con dos dedos de frente se le ocurre aplaudir y sonreír en un entierro, pero ellos se lo permiten en el doloroso entierro de nuestro Estado de bienestar. Recordemos, por ejemplo las lágrimas de la ministra italiana cuando se recortaron las pensiones en Italia...

Cuando un gobierno ha realizado lo contrario punto por punto de lo recogido en su programa electoral, pienso que no está ni ética ni moralmente legitimado para gobernar este país, y no es de extrañar que un partido que fue incapaz de efectuar una oposición responsable durante siete años usando esta crisis como arma electoral haya demostrado en seis meses que es incapaz de sacarnos de esta encrucijada.— Eduardo Gonzalo Ugarte.

 

Puedes seguir EL PAÍS Opinión en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.