Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Gobierno de Madrid asume Metro en exclusiva porque es la administración que más paga

Aguirre también confirma un acuerdo para evitar duplicidades entre los dos servicios de emergencias: el Samur atenderá en la ciudad de Madrid y el Summa en el resto de la región.- El PSM da su visto bueno pero pide que la Comunidad asuma el transporte urbano de más municipios

"Somos los que más pagamos. Debe de haber una linea de mandato clara", ha sentenciado esta mañana la presidenta de la Comunidad y del PP de Madrid, Esperanza Aguirre, al confirmar que el Gobierno regional se quedará con la competencia exclusiva del Metro después de llegar a un acuerdo con Alberto Ruiz-Gallardón con el fin de evitar duplicidades entre administraciones. Con el traspaso de Metro, el alcalde de Madrid espera ahorrarse 140 millones al año, informa Bruno G. Gallo.

"Nos hemos puesto de acuerdo", ha subrayado Aguirre en la rueda de prensa tras el comité de dirección del PP madrileño, donde ha apuntado que no tenía sentido que la gestión de la empresa la llevara un presidente que no era ejecutivo. Este cargo lo ostenta el delegado de Hacienda del Consistorio madrileño, Juan Bravo, pero la empresa también tiene un consejero delegado, Ignacio González Velayos.

"Una línea de mando"

"Creemos que es mucho más claro con objeto de mejorar el servicio público que se presta a los madrileños que haya una línea de mando", ha argumentado, para añadir que esta línea de mando tiene que ser de la de "la institución que paga la mayoría de los gastos", que, en este caso, es el Gobierno regional. Actualmente, el Ayuntamiento posee el 75% de las acciones del Metro (el resto son de la Comunidad), aunque el usufructo y los derechos políticos están cedidos en ambos casos al Consorcio.

El portavoz socialista en la Asamblea, Tomás Gómez, se ha mostrado esta mañana favorable a que la Comunidad asuma la totalidad de la gestión de Metro, pero ha exigido que el Gobierno regional trate con igualdad al resto de ayuntamientos. "Tiene que haber un tratamiento idéntico para todos los municipios", ha reiterado, porque parece que lo que pretende Aguirre es "inyectar liquidez" al Ayuntamiento de Madrid por los "graves" problemas de deuda que atraviesa. Iñigo Henríquez de Luna, portavoz del PP en la Cámara, le ha respondido que lo que exige es que la Comunidad asuma la deuda por el tranvía de Parla (20 millones de euros). Una infraestructura que impulsó Gómez cuando era alcalde y que está "en quiebra técnica", según el portavoz popular.

UPyD también ha dado su visto bueno al acuerdo con Metro -"perfecto", ha dicho Luis de Velasco- y la nota discrepante la ha puesto IU, que teme que la medida abra la vía a una privatización del servicio. Su portavoz, Gregorio Gordo, ha opinado que los "apaños" entre Aguirre y Gallardón permitirán al PP "meter la tijera con la intensidad que le caracteriza" a este servicio. Gordo se ha preguntado de dónde va a sacar la Comunidad el dinero para pagar su parte al Ayuntamiento, dado que los próximos presupuestos del año próximo serán más bajos y, además, el Gobierno regional cuenta con 9.000 millones menos por los "regalos fiscales" a las rentas más altas. Y esta falta de recursos, ha proseguido, parece "conducir a la privatización de Metro", el mismo propósito que, a su juicio, tiene Aguirre con sanidad o educación.

Eso sí, todos los grupos se han quejado de nuevo de que el Gobierno regional y el Consistorio hayan llegado a este acuerdo "a hurtadillas y por la puerta de atrás" mientras en la Asamblea montan un "pequeño sainete" creando una comisión para estudiar las duplicidades, en palabras de Gómez.

Por otro lado, la presidenta también ha confirmado un pacto con Gallardón para evitar duplicidades entre los dos servicios de emergencias, aunque ha descartado que sea una fusión. El SAMUR atenderá en la ciudad de Madrid y el Summa en el resto de la región. Aguirre también ha asegurado que las escuelas infantiles, los centros de mayores y los centros de día deben atribuirse a una sola administración. "Qué hace el Ayuntamiento con un gran gasto en salud, con los centros heredados de los antiguos sanatorios", se ha preguntado.

Menos diputados en la Asamblea

En cuanto a otras vías de ahorro, la presidenta se ha mostrado a favor de reducir escaños en la Asamblea de Madrid, como ha pedido UPyD para el Parlamento regional y como también se plantea para el Congreso de los Diputados. "Cuando llegué, en 2003, había 99. Ahora hay 129. Creo que con el momento que vivimos de grave crisis hay que poner remedio", ha declarado, para matizar que habría que modificar el Estatuto de Autonomía. Se ha mostrado abierta a cualquier decisión que obtenga consenso, al tiempo que ha defendido su idea de dividir en circunscripciones la Comunidad de Madrid, de modo que, por ejemplo, "los diputados de la Sierra Norte atiendan a sus vecinos", y así todas las zonas.

Ayuntamiento y Comunidad han mantenido hoy su quinta reunión sobre este asunto, que se está tratando en una comisión de la Asamblea regional sobre duplicidades. Además de los servicios de emergencias, hoy se ha hablado de bibliotecas y de instalaciones deportivas. Tras la comparecencia de Aguirre, el delegado de Seguridad del Ayuntamiento, Pedro Calvo, ha confirmado que en la reunión "se ha tratado el asunto" de la posible fusión de Summa y SAMUR, pero su conclusión es que "las cosas van a seguir estando como están". Aunque no ha escuchado las declaraciones de la presidenta, Calvo ha explicado que en la reunión de hoy cada una de las partes ha hecho sus propuestas y que, como no ha habido acuerdo, todo seguiría igual.

Reparto de servicios

- El alcalde de Madrid, Alberto Ruiz-Gallardón, y la presidenta regional, Esperanza Aguirre, han acordado "delimitar los servicios que cada Administración debe prestar, evitando duplicidades".

- Para ello se creó una comisión en la Asamblea regional y se han mantenido cuatro reuniones bilaterales.

- Gallardón está dispuesto a traspasar la gestión del metro a la Comunidad.

- Las escuelas infantiles y los centros de día podrían intercambiarse para unificarlos bajo una sola Administración. También se negocia la gestión de los centros de mayores.

- El Gobierno local ve difícil conjuntar a corto plazo los servicios de emergencia del SAMUR y el Summa (regional).

- Es probable que queden para una segunda fase las competencias de vivienda (Ivima y EMV) y de trabajo.

- Los primeros acuerdos se verán reflejados en los presupuestos de 2012.

Más información