Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Gobierno fleta un avión a Japón para repatriar hasta 450 personas

Por el momento son unos 300 los españoles residentes en el país asiático que han expresado su deseo de volver tras la catástrofe

El Gobierno enviará en las próximas horas un avión jumbo con unas 450 plazas disponibles para que el domingo regresen a España los españoles que se encuentran en Japón y quieran abandonar el país tras el terremoto y el peligro nuclear por el accidente en la central de Fukushima, según ha anunciado el vicepresidente primero del Gobierno, Alfredo Pérez Rubalcaba.

En la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros, Rubalcaba ha apuntado que los españoles llegarán a España el lunes a más tardar. El vicepresidente ha dicho que por el momento son unos 300 los españoles, de los cerca de 2.000 que hay en Japón, que han expresado su deseo de abandonar el país.

Rubalcaba ha explicado que el avión se ha fletado ante la imposibilidad que tienen los españoles residentes en Japón para poder salir del país, ya que los vuelos comerciales están saturados y no hay ningún billete para los próximos diez días.

Varios países ya anunciaron en los últimos días una medida similar y un avión de EE UU partió ayer con un centenar de personas, la mayoría personal de la Administración, con rumbo a Taiwán.

El vicepresidente no ha descartado que la cifra de 450 personas pueda aumentar en las próximas horas, por lo que ha avanzado que, si fuera necesario, se enviaría un segundo avión para repatriar a todos los que lo deseen. Rubalcaba ha explicado que, en su caso y si fuera necesario, se sometería a un reconocimiento a quienes regresen a España para determinar su estado. Sin embargo, ha recordado que la Organización Mundial de la Salud ha hecho pública una nota en la que asegura que no es necesario que las personas que abandonen el país asiático deban ser sometidas a una revisión.

El representante del Ministerio de Asuntos Exteriores y de Cooperación ha informado además de que, según ha comunicado la Embajada de España en Tokio, los integrantes de la colonia española se encuentran bien.