Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Jáuregui: "En la anterior tregua de ETA se hizo lo que se debía"

El ministro de Presidencia dice a los lectores de EL PAÍS que estamos "en la fase final de la violencia" en Euskadi y explica que el Gobierno "ayuda al pueblo saharaui"

"El último proceso de paz 2006-07 fue correcto y se hizo lo que se debía. Que saliera mal al final no quiere decir que debamos olvidar que durante casi cuatro años no hubo asesinatos". Así lo ha explicado el ministro de la Presidencia, Ramón Jáuregui, que considera que en esa tregua se pusieron las bases para "el proceso que estamos viviendo ahora, porque de aquellos hechos se derivaron consecuencias muy favorables para el fin de la violencia". Durante una charla con los lectores de EL PAÍS, Jáuregui se ha referido también a la situación de crisis en el Sáhara Occidental: "Estamos ayudando de la mejor manera que sabemos y podemos al pueblo saharaui", ha afirmado.

El final de la banda terrorista ha sido uno de los temas más reiterados por los internautas. "¿Coincide el Gobierno con las cábalas de Eguiguren?", preguntaba una lectora. "El Gobierno ha reiterado que no conviene enredarse en las especulaciones que nos traslada ese mundo", respondió el ministro. "Creo que estamos en una fase final de esa violencia, aunque probablemente se trata de un período largo, cuyo término no es la disolución de ETA de un día para otro. Queremos mantener la unidad de los demócratas y la estrategia contenida en los principios del Pacto Antiterrorista", explicó.

En este sentido, también destacó que el Ejecutivo espera "la máxima colaboración del Gobierno venezolano en la desaparición de ETA de nuestras vidas". ¿Y qué le parecen las palabras de Felipe González acerca de que tuvo la oportunidad de volar a toda la cúpula de la banda? "Lo más destacable de esas declaraciones, en mi opinión, es que, si tuvo dudas, siempre optó por la ley", reflexionó, aunque, en cualquier caso, "aquellos hechos ocurrieron hace casi 30 años, y han sido juzgados judicial y políticamente".

Crisis humanitaria en el Sáhara

La situación de crisis en el Sáhara Occidental también apareció durante la charla digital. "Estamos ayudando de la mejor manera que sabemos y podemos al pueblo saharaui", señaló el ministro. "El futuro del pueblo saharaui depende de todos, también de Marruecos, y trabajamos en el ámbito internacional para encontrar una solución justa y duradera a ese pueblo", continuó.

Según sus palabras, el Gobierno trabaja en dos ámbitos para lograr este fin, "en el ámbito internacional, buscando una solución con Naciones Unidas" y "en el ámbito de la cooperación, multiplicando por cuatro el importe de la ayuda española a Tinduf"."¿Se arrepiente de haber dicho que la expulsión de periodistas del Sáhara era "núcleo duro de la soberanía" de Marruecos?", inquiría una internauta. "No dije eso, o al menos no quise que así se interpretara", zanjó.

"España hace los deberes" en economía

Entre las casi 400 cuestiones recibidas, no podían faltar las referidas a la situación económica, en especial tras los rumores de rescate de Irlanda y Portugal. "Vivimos tiempos turbulentos en los mercados y hay un telón de fondo de desconfianza sobre la economía europea que obliga a Europa a defender el euro y a hacer reformas", dijo. En su opinión, "estamos viviendo en España un efecto injusto de contagio de economías que sufren problemas muy diferentes a los nuestros. España está haciendo los deberes, y así lo están reconociendo los mercados y las autoridades económicas y políticas europeas".

¿Y qué opina el Ejecutivo de la visita del Papa a Santiago y Barcelona? "Respetamos que el Papa se dirija a sus fieles", respondió, "pero también hemos reiterado que el Gobierno no practica ningún tipo de laicismo agresivo, como se dijo, sino que defiende la aconfesionalidad del Estado y una laicidad incluyente y positiva". En este sentido, recordó al Sumo Pontífice que "las leyes y la moral cívica las fija la soberanía popular".

Jáuregui ha aprovechado la entrevista para criticar las declaraciones del líder de Esquerra (ERC), Joan Puigcercós, en las que afirmaba que Madrid es una fiesta" en fiscalidad y que en Andalucía "no paga impuestos ni Dios". "No podemos compartir en absoluto esas declaraciones, y así lo estamos diciendo", ha señalado el ministro. "Hago mías las declaraciones del presidente Griñán como respuesta, y le recuerdo el compromiso electoral del señor Montilla respecto a la imposibilidad de compartir Gobierno con esos posicionamientos y con otros que viene reivindicando ERC sobre la independencia de Cataluña".