Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Rabat contraataca con un vídeo en el que saharauis vejan a marroquíes

El Gobierno marroquí contraataca y da su versión del asalto al campamento de protesta saharaui con duras imágenes.- El ministro del Interior marroquí, que se reúne este martes con Rubalcaba, califica de "excelente" la relación con España

Al cabo de una semana Marruecos contraatacó. Lo hizo con palabras y con imágenes del asalto "pacífico" al campamento de protesta saharaui de Agdaym Izik que ponen de relieve los "métodos salvajes" de los acampados en las afueras de El Aaiún.

Los ministros de Asuntos Exteriores, Taieb Fassi-Fihri, y del Interior, Taieb Charkaouki, -que este miércoles tiene previsto reunirse en Madrid con su homólogo español y vicepresidente, Alfredo Pérez Rubalcaba- dieron ayer una conferencia de prensa en Rabat y mostraron un vídeo rodado el lunes por las fuerzas de seguridad durante el desmantelamiento del campamento y los enfrentamientos posteriores en El Aaiún.

En él se ve supuestamente cómo un hombre degüella a un agente marroquí en Agdaym Izik y otro hace otro tanto en una calle de El Aaiún. En otra toma un saharaui con un turbante orina sobre el cuerpo de un policía que agoniza.

El Ministerio del Interior marroquí señaló que en los disturbios murieron 10 miembros de las fuerzas del orden y solo dos civiles. El Frente Polisario asegura, en cambio, que decenas de saharauis fallecieron a causa de la represión, pero no da sus nombres.

Charkaoui, que dio ayer su primera rueda de prensa, aseguró que algunos "contestatarios saharauis" actuaron como una "banda criminal" y "asesinaron deliberadamente a miembros de las fuerzas del orden con armas blancas, coctéles molotov y bombonas de gas". Los asaltantes, en cambio, "no dispararon ni una sola vez". Fassi-Fihri llegó a comparar los métodos de los saharauis con los de la rama magrebí de Al Qaeda.

En la rueda de prensa los medios de comunicación españoles fueron de nuevo blanco de las críticas. A los periodistas allí presentes se les entregó un dossier con artículos y fotos "objeto de manipulación" por los periódicos españoles y la agencia Efe.

Por tercer día consecutivo, esta vez en Meknes -antes fue en Rabat y en París-, un puñado de manifestantes protestaron en la calle por la "tergiversación" de las noticias del Sáhara. En Bruselas, en cambio, la Comisión Europea lamentó que Rabat prohíba el acceso de la prensa española a ese territorio.

Un diario marroquí, Al Ahdat al Magrebía, decidió protestar por su cuenta. Su director, Mohamed Brini, anunció que denunciará judicialmente en España a Antena 3 por emitir una fotografía de una familia asesinada en Casablanca hace años haciéndola pasar por saharaui. Esa instantánea fue una exclusiva de Al Ahdat al Magrebía.

La negativa de Rabat a que la prensa española pudiera acceder al Sáhara le ha obligado a recurrir al material gráfico enviado por espontáneos entre los que se coló dos fotografías, una tomada en Gaza y otra en Casablanca.

A lo largo de la conferencia de prensa quedó, en cambio, claro que Rabat no tiene nada que reprochar al Gobierno español. "La relación con España es excelente", repitió Charkaoui.

[Los familiares de Babi Hamday, español de origen saharaui que falleció el lunes 8 de noviembre en El Aaiún, otorgaron poderes a una asociación saharaui para que emprenda acciones legales ante la Audiencia Nacional].