La familia Franco escenifica su control del pazo con la boda de una bisnieta del dictador

La Comisión por la Recuperación da Memoria Histórica hará una parodia del enlace a las puertas del monumento con la asistencia del general 'revivido'

La misma semana que se han iniciado los trámites para que el Pazo de Meirás pase a ser considerado un monumento de interés nacional, la bisnieta de Franco, Leticia Giménez-Arnau Martínez-Bordiu, contraerá matrimonio en el palacete que aún pertenece a su familia. Al evento, que se celebrará el viernes, acudirán cerca de 300 invitados que podrán cruzar la entrada y otros muchos que se quedarán a las puertas para recordar que el pazo es del pueblo de Sada (A Coruña). Un año y medio ha durado el litigio entre la Consellería de Cultura y la familia Franco para poder abrir al público la propiedad, que la ciudad de A Coruña regaló en 1938 al caudillo y que antes había sido el refugio literario de Emilia Pardo Bazán.

Más información

Ese mismo día la Comisión por la Recuperación da Memoria Histórica da Coruña (CRMH) ha organizado "una concentración pacífica" ante las puertas del Pazo, un castillo de tres torres construído entre 1893 y 1907, para solicitar la "devolución al pueblo" de la localidad coruñesa de Sada. Por ese motivo, se ha llegado a rumorear que se cambiaba la fecha del evento, aunque no el lugar. En el escrito enviado por la CRMH de A Coruña a la Subdelegación del Gobierno por este motivo se notifica que no se cortará el tráfico ni se impedirá la entrada de los invitados al enlace, ya que, como manifestó la organización, "el objetivo e este acto no es impedir o boicotear el casamiento, sino reivindicar la devolución de esta edificación al patrimonio público".

Pacífica y festiva

Dentro de esta manifestación "pacífica y festiva", la comparsa coruñesa Os maracos escenificarán una boda a la entrada en la que "el caudillo volverá a la vida y acompañará a la novia como padrino. Estará escoltado por un destacamento de la Guardia Mora y será recibido a la entrada por el jefe nacional del Movimiento Nacional, entre otras autoridades", ha explicado Manuel Monge, portavoz de la CRMH. En esta segunda boda invitarán a tortilla y empanada "a todo el que quiera acudir, aunque será un menú muy diferente al del interior".

Monge ha informado de que entregarán a cada uno de los invitados un folleto informativo sobre la historia del edificio titulado El pazo de Meirás es el impuesto revolucionario de 1938 para "transmitir a la familia que ya han disfrutado bastante de él y ahora deben devolverlo". Además ha avanzado que están en conversaciones con el padre de la novia, Jimmy Giménez-Arnau, "porque ya que no está invitado a la boda oficial, quizás quiera venir a ésta porque además sabemos que está a favor de la devolución". Giménez-Arnau se casó con la madre de su hija Leticia en la misma capilla en la que lo hará ella.

El portavoz también ha incidido en que "es positivo" que la Consellería de Cultura haya iniciado los trámites para declararlo Bien de Interés Cultural, pero "lo importante es devolverlo al pueblo", para lo que ya han enviado un documento a la ministra de Administraciones Públicas, Elena Salgado, para que pida la devolución y, de no hacerlo, advirtió de que iniciarán "las actividades judiciales oportunas".

El Pazo de Meirás, en una foto de época.
El Pazo de Meirás, en una foto de época.ARCHIVO DE LA REAL ACADEMIA GALEGA

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50