Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los conductores de los camiones de la basura, en huelga por falta de seguridad

Denuncian que la última semana han sufrido más de 10 asaltos y se niegan a ir a Valdemingómez sin escolta policial

El servicio de recogida de residuos sólidos urbanos (RSU) de Madrid, que depende del Ayuntamiento, puede colapsarse esta madrugada por una protesta de los trabajadores que conducen los camiones que llevan la basura hasta la incineradora de Valdemingómez, que reclaman más seguridad para poder desempeñar su empleo.

El responsable de la Federación Sindical de Actividades Diversas de CC OO de Madrid, Jesús Belvis, ha explicado que el primer turno de camiones de recogida de basura se concentrará a partir de la una y media de la madrugada en la carretera de acceso a Valdemingómez para circular todos juntos por la Cañada Real Galiana hasta el vertedero.

Según Belvis, sólo entrarán en la zona si varias patrullas del Cuerpo de Policía Municipal escoltan a los camiones, ya que éstos suelen ser recibidos "a pedradas" por algunos de los residentes en la Cañada Real Galiana. De esta forma, si los agentes municipales no protegen a los camioneros y a sus vehículos, los residuos no serán depositados en Valdemingómez y, por tanto, los camiones no podrán continuar con la recogida.

El portavoz sindical ha asegurado que desde hace "más de cuatro años", los conductores de los vehículos encargados de llevar hasta la incineradora las basuras de la capital son "continuamente" agredidos a pedradas en la Cañada Real Galiana, por lo que éstos reclaman más seguridad para poder desempeñar su trabajo. Además, en algunas ocasiones han sido atracados.

Para Belvis, el "responsable" de la inseguridad de los camioneros es responsabilidad del Ayuntamiento, al que ha acusado de "incumplir" su promesa de hace un año de enviar a la zona varias patrullas de la Policía Municipal para evitar que los vehículos de recogida de basuras sean atacados.

El responsable de CC OO ha explicado que esta protesta es "el primer paso" de una serie de movilizaciones que llevarán a cabo los camioneros si no logran que su seguridad se incremente al paso por la Cañada Real Galiana. Finalmente, Belvis ha recordado que durante la última semana se han producido más de diez apedreamientos y que, incluso, uno de ellos terminó con un camionero herido que tuvo que ser atendido por efectivos del Samur-Protección Civil.