_
_
_
_

Las universidades españolas retroceden en el ‘ranking’ de Shanghái 2023

De los 40 campus que figuraban en la clasificación internacional más conocida en 2022, 18 bajan, tres suben y 19 se mantienen. El auge de China hace perder posiciones a las universidades occidentales

Alumnos en el campus de Vicálvaro (Madrid) de la Universidad Rey Juan Carlos, el 24 de mayo.
Alumnos en el campus de Vicálvaro (Madrid) de la Universidad Rey Juan Carlos, el 24 de mayo.Jaime Villanueva
Ignacio Zafra

Tu suscripción se está usando en otro dispositivo

¿Quieres añadir otro usuario a tu suscripción?

Si continúas leyendo en este dispositivo, no se podrá leer en el otro.

¿Por qué estás viendo esto?

Flecha

Tu suscripción se está usando en otro dispositivo y solo puedes acceder a EL PAÍS desde un dispositivo a la vez.

Si quieres compartir tu cuenta, cambia tu suscripción a la modalidad Premium, así podrás añadir otro usuario. Cada uno accederá con su propia cuenta de email, lo que os permitirá personalizar vuestra experiencia en EL PAÍS.

En el caso de no saber quién está usando tu cuenta, te recomendamos cambiar tu contraseña aquí.

Si decides continuar compartiendo tu cuenta, este mensaje se mostrará en tu dispositivo y en el de la otra persona que está usando tu cuenta de forma indefinida, afectando a tu experiencia de lectura. Puedes consultar aquí los términos y condiciones de la suscripción digital.

Las universidades españolas pierden puestos en el ranking de Shanghái, la clasificación universitaria internacional más conocida del mundo, centrada sobre todo en la producción científica, que se ha publicado este martes. De los 40 campus españoles que el año pasado aparecían entre los 1.000 primeros (este año hay 38), 18 bajan, 3 suben y 19 se mantienen. La única que en 2022 estaba clasificada entre las 200 mejores, la Universidad de Barcelona, cae al siguiente escalón (a la franja de los puestos 201-300). Y también descienden, en este caso a la franja de los puestos 301 a 400, la Autónoma de Barcelona, la Complutense de Madrid, y la de Valencia, .

La explicación, considera Julio del Corral, catedrático de Economía de la Universidad de Castilla-La Mancha, reside no tanto en una bajada del nivel científico de las universidades españolas como en el rapidísimo avance de las universidades de China (en cuyo país se elabora el ranking), que van copando en cada edición más puestos entre las 1.000 primeras, desplazando a su vez a otras. Entre ellas, las españolas.

China tiene en la edición de este año 214 universidades entre las 1.000 primeras, cuando hace cinco años tenía 146. Y el efecto de ese aumento no lo están pagando solo las universidades españolas, sino en general las occidentales, afirma Del Corral. Estados Unidos tenía en 2018 217 universidades en la lista de las 1.000 primeras y cinco años después el número se ha reducido a 187. “Yo no hablaría tanto de varapalo para las universidades españolas, como de la pujanza de China. Al final, los rankings reflejan posiciones relativas. Tú puedes mantener una buena marca, pero si alguien te supera vas a bajar”, añade Del Corral. Y si, debido a su nivel de financiación y a su modelo de descentralización territorial (opuesto a las concentraciones que este tipo de clasificaciones premian), las universidades españolas nunca han estado en disposición de competir en la parte alta de la tabla, “con todo el dinero que está poniendo China en sus centros, cada vez lo va a estar menos”, vaticina el catedrático.

Los 10 primeros puestos siguen, en todo caso, ocupados por ocho universidades de Estados Unidos, encabezadas por Harvard (seguida de Stanford y el Instituto de Tecnología de Massachusetts) y dos británicas, Cambridge (cuarta) y Oxford (séptima), todas ellas con grandes presupuestos. La primera universidad de la UE en la clasificación es Paris-Saclay (en el puesto 15), una fusión de varios campus (entre ellos la Sorbona) que el Gobierno de Francia impulsó hace unos años.

Universidades españolas entre las 1.000 primeras20232022
Barcelona201-300151-200
Granada201-300201-300
Autónoma de Barcelona301-400201-300
Autónoma de Madrid301-400301-400
Complutense de Madrid301-400201-300
Pompeu Fabra301-400301-400
Valencia301-400201-300
Politécnica de Valencia401-500401-500
País Vasco401-500301-400
Alicante501-600601-700
Navarra501-600501-600
Salamanca501-600501-600
Sevilla501-600401-500
Vigo501-600501-600
Politécnica de Madrid601-700601-700
Jaume I601-700601-700
La Laguna601-700701-800
Oviedo601-700701-800
Santiago de Compostela601-700401-500
Islas Baleares601-700701-800
Zaragoza601-700501-600
Castilla-La Mancha601-700701-800
Lleida701-800701-800
Extremadura701-800601-800
Málaga701-800701-800
Murcia701-800701-800
Rovira i Virgili701-800601-700
Pablo de Olavide801-900601-700
Politécnica de Cataluña701-800701-800
Girona801-900801-900
Jaén801-900701-800
Carlos III901-1000901-1000
Rey Juan Carlos901-1000901-1000
Cádiz901-1000901-1000
Alcalá901-1000801-900
Cantabria901-1000901-1000
Córdoba901-1000801-900
Valladolid901-1000901-1000

El ranking, llamado oficialmente Clasificación Académica de las Universidades del Mundo, lo elabora cada año desde 2003 la Universidad de Jiao Tong, situada en Shanghái. La puntuación viene determinada por factores como el número de docentes y antiguos alumnos de una universidad que han recibido el Nobel o la medalla Fields (el principal premio en matemáticas), los investigadores altamente citados en estudios que figuran en su plantilla y otros indicadores sobre la calidad y cantidad de la investigación que desarrolla.

Este sistema para calcular la calidad de los centros académicos, parecido al de otras clasificaciones, puede, sin embargo, trucarse, como puso de manifiesto la investigación publicada este año por EL PAÍS, que desveló que Arabia Saudí pagaba a científicos españoles para que declarasen que desarrollaban su trabajo principalmente en universidades de aquel país, de forma que mejorase artificialmente su posición internacional. El método de cálculo penaliza a los centros académicos que no están centrados en la ciencia y la tecnología.

Otra muestra de la pujanza china es que una universidad de este país, la de Tsinghua, clasificada en el puesto 22, se ha convertido en la primera de Asia, superando a la de Tokio, que ha quedado relegada al puesto 26.

Puedes seguir EL PAÍS EDUCACIÓN en Facebook y Twitter, o apuntarte aquí para recibir nuestra newsletter semanal.

Sobre la firma

Ignacio Zafra
Es redactor de la sección de Sociedad del diario EL PAÍS y está especializado en temas de política educativa. Ha desarrollado su carrera en EL PAÍS. Es licenciado en Derecho por la Universidad de Valencia y Máster de periodismo por la Universidad Autónoma de Madrid y EL PAÍS.

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_