_
_
_
_
_

El plan para reconocer los títulos extranjeros empieza a funcionar: las equivalencias concedidas se multiplican por 18

El ministro Subirats desvela que las tramitaciones de homologaciones han subido respecto al anterior abril casi un 40%

El ministro de Universidades, Joan Subirats, en la Comisión Ciencia, Innovación y Universidades del Congreso, este miércoles.
El ministro de Universidades, Joan Subirats, en la Comisión Ciencia, Innovación y Universidades del Congreso, este miércoles.Javier Lizon (EFE)

El nuevo plan del Ministerio de Universidades para tramitar la homologación ―en el caso de profesiones reguladas, como médicos y abogados― y equivalencia de títulos extranjeros de forma más ágil para terminar con el cuello de botella da visos de funcionar. Por primera vez, el ministro de Universidades, Joan Subirats, ha ofrecido datos y lo ha hecho este miércoles durante su comparecencia en la comisión de Ciencia del Congreso: “Es verdad que teníamos una situación enquistada desde hace años [desde 2014 que se cambió el procedimiento], pero creo que lo hemos encarado adecuadamente, reforzando el equipo que trabaja en los expedientes previos al real decreto, que entró en vigor el pasado noviembre. Y aquí los avances son significativos: en el campo de las homologaciones, en abril de 2022 se tramitaron 9.000 expedientes, y en ese mes en 2023, 13.000 expedientes. Casi un 40% más”.

En el apartado de equivalencias ―se reconoce el título universitario, que no está vinculado a una profesión regulada y, por tanto, el trámite es menos complejo― los datos también son halagüeños. ”En abril de 2022, 5.300 expedientes, en abril del 2023, 7.700, un 33% de expedientes más”, ha enumerado Subirats. Universidades no lo hubiese podido hacer sin refuerzos. A principios de año, el Ministerio de Hacienda y Función Pública dio su visto bueno para que 64 funcionarios interinos se sumasen durante nueve meses a los ocho del departamento de tramitaciones en plantilla para desatascar el tapón de expedientes.

Hasta noviembre, que entró en vigor el nuevo modelo, la Administración tenía que emitir para cada solicitud un informe con el que se equiparaban los grados extranjeros con el marco europeo del Plan Bolonia. Se partía de cero, aunque ya se hubiesen reconocido decenas de títulos de una misma carrera y una misma universidad de otro país. En el nuevo sistema, casi automático, una comisión de 13 personas ―con representación del ministerio, la Agencia Nacional de Evaluación de la Calidad y Acreditación (ANECA), el profesorado y los decanos― hace una propuesta de resolución sin estudiar ese caso de forma pormenorizada. Los extranjeros que llevan años esperando pueden aguardar a que se resuelva su caso con el procedimiento anterior ―como lo cursaron―, o empezar de nuevo con unos trámites más ágiles.

Hay cambios también en las solicitudes concedidas de homologaciones: de 508 en abril del pasado año a 1.200 este, “un 150% más”. Y en el caso de las equivalencias, con el nuevo plan de choque, las concedidas han pasado en ese periodo de 40 en un mes a 750, 18 veces más. “Entendemos que el plan de choque empieza a funcionar. Estamos sacando expedientes que llevan largo tiempo almacenados. A partir del real decreto nos comprometimos a que toda la tramitación fuese electrónica, y eso ha mejorado las tramitaciones sin tener que desplazarse físicamente, y ha reducido mucho el papel de los intermediarios, que en muchos casos cobraban mucho dinero”, ha subrayado Subirats. “Y nos comprometimos a que la resolución estuviese en un máximo de seis meses. A día de hoy, el tiempo medio es de cuatro meses. En estos casi seis meses se han presentado casi 3.000 homologaciones y 900 equivalencias, y se han resuelto 3.800 expedientes”.

Subirats ha reconocido que “aún queda tarea por hacer”, pero cree estar en el buen camino: “La combinación del plan de choque ―multiplicando los efectivos para trabajar con el anterior sistema― más el nuevo decreto puede generar un cambio significativo”.

Puedes seguir EL PAÍS EDUCACIÓN en Facebook y Twitter, o apuntarte aquí para recibir nuestra newsletter semanal.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Sobre la firma

Elisa Silió
Es redactora especializada en educación desde 2013, y en los últimos tiempos se ha centrado en temas universitarios. Antes dedicó su tiempo a la información cultural en Babelia, con foco especial en la literatura infantil.

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_