Selectividad con temperaturas extremas: “Entre el virus y el calor, optamos por el virus”

Las universidades andaluzas plantean sistemas de climatización con ventilación natural para hacer frente a estos días asfixiantes

Estudiantes durante el examen de Selectividad de 2019, en Sevilla.
Estudiantes durante el examen de Selectividad de 2019, en Sevilla.PACO PUENTES

Las pruebas de selectividad en Andalucía comienzan hoy y se prolongan hasta el jueves. Tres días en los que las altas temperaturas no van a dar tregua con previsiones de hasta 38 grados el jueves en las provincias de Córdoba y Jaén o 35 en Sevilla. Para los 42.879 estudiantes que se enfrentan a esta criba el calor se sumará a los nervios y a la inquietud por las condiciones inéditas a las que obliga la covid-19, entre ellas la ventilación, esencial para combatir el bochorno.

La Junta de Andalucía recomienda incrementar la frecuencia de renovación de aire natural de las aulas y en el caso de ventilación mecánica hace hincapié en que se “aumente la frecuencia de renovación de aire externo” y se eviten las corrientes fuertes. En sus indicaciones de prevención para la prueba de acceso a la Universidad, la Consejería andaluza de Salud, no prohíbe los ventiladores o los aires acondicionados, pero los desaconseja. En el caso de los primeros, por “ser una fuente de dispersión de gotículas, dado el flujo de aire que generan a su alrededor”.

Hay una excepción: “El aumento de temperatura”. En este caso, si es necesario utilizar ventiladores o aparatos de aire, se recomienda que se complementen con una ventilación natural cruzada y que el flujo de aire no incida directamente en los alumnos. “Uno de mis profesores ya nos ha recomendado que además de la mascarilla nos llevemos un abanico”, explica Manuel Arroyo, alumno del instituto Generalife de Granada, que hoy se examina en esa ciudad.

Todas las universidades han asumido los consejos sobre ventilación de la consejería en la realización de sus pruebas. En la de Granada, no se plantean utilizar la ventilación mecánica durante los exámenes. “Hemos reducido la capacidad de las aulas a un cuarto, por lo que en muchas solo habrá unos 12 o 13 alumnos. Utilizaremos los aires acondicionados en los descansos. Entre el virus y el calor, prevalece el virus”, explica Juan Luis Benítez, director de la Unidad de Orientación Académica y Acceso a la Universidad, de la UGR. En la Universidad de Jaén van a utilizar los medios de refrigeración que ya tienen instalados en las aulas. En el caso de Úbeda- donde hoy se espera llegar a los 37 grados-, se instalará, además, un sistema de aire acondicionado en el pabellón polideportivo donde se van a realizar los exámenes, informa Ginés Donaire. El plan de la Universidad de Sevilla, donde está previsto que se superen los 35 grados estos días, también prevé el uso preferente de aulas con climatización, evitando las corrientes y renovando el aire de manera natural. “En los municipios de fuera de la capital hemos descartado institutos porque no tenían aire acondicionado”, indica Luis García, del equipo de Dirección de Comunicación de la US.

Siga EL PAÍS EDUCACIÓN en Twitter o Facebook

Apúntese a la Newsletter de Educación de EL PAÍS

Sobre la firma

Eva Saiz

Redactora jefa en Andalucía. Ha desarrollado su carrera profesional en el diario como responsable de la edición impresa y de contenidos y producción digital. Formó parte de la corresponsalía en Washington y ha estado en las secciones de España y Deportes. Licenciada en Derecho por Universidad Pontificia Comillas ICAI- ICADE y Máster de EL PAÍS.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS