_
_
_
_
_

Coca-Cola ganó cuota de mercado y aumentó su beneficio un 12% en 2023

La facturación del gigante de los refrescos creció un 6%, hasta los 45.754 millones de dólares

Botellas de Coca-Cola en un supermercado de Compton, California.
Botellas de Coca-Cola en un supermercado de Compton, California.Mike Blake (REUTERS)
Miguel Jiménez

Coca-Cola logró aumentar ventas, beneficios y cuota de mercado en un 2023 casi redondo para la compañía. Según las cuentas publicadas este martes por el gigante de los refrescos con sede en Atlanta, la facturación del conjunto al año ascendió a 45.754 millones de dólares, con un crecimiento del 6%, algo lastrado por el impacto de los tipos de cambio, mientras que el beneficio mejoró un 12%, hasta los 10.714 millones de dólares.

La empresa ha sido capaz hasta ahora de ir combinando el aumento del volumen de ventas con el incremento de los precios en un contexto inflacionista en el que también han aumento los precios de las materias primas y otros costes. El grupo está registrando ya un descenso de los costes de insumos y fletes desde sus picos de la pandemia.

La compañía ha comunicado a la Comisión de Valores y Bolsa de Estados Unidos (la SEC, por sus siglas en inglés) que espera obtener un crecimiento orgánico de los ingresos del 6% al 7%, una cifra que supera la que esperaba el mercado. Sin embargo, la cifra real de ventas se verá lastrada por un efecto negativo de las divisas del 2% al 3%, según sus previsiones, además de un efecto negativo del 4% al 5% de las adquisiciones, desinversiones y cambios estructurales, de modo que el crecimiento real de los ingresos está en entredicho. Con todo ello, Coca-Cola espera aumentar el beneficio por acción comparable del 4% al 5%, lastrado por un impacto cambiario de 4 a 5 puntos.

La empresa espera generar un flujo de caja libre de aproximadamente 9.200 millones de dólares a través de un flujo de caja de operaciones de aproximadamente 11.400 millones de dólares, menos unas inversiones de aproximadamente 2.200 millones de dólares. La cifra no incluye los posibles pagos relacionados con los litigios fiscales en curso con la Hacienda estadounidense. La compañía salió derrotada recientemente en los tribunales en un caso de gran calado cuyo impacto potencial supera los 14.000 millones de dólares.

Cae el beneficio trimestral

En el cuarto trimestre, los ingresos netos crecieron un 7%, hasta 10.849 millones de dólares. Los ingresos orgánicos aumentaron un 12%, impulsados por un crecimiento del 9% en precio/mezcla y del 3% en ventas de concentrados. El trimestre incluyó un día adicional, lo que supuso un impulso de un punto al crecimiento de los ingresos. En el conjunto del año, los ingresos orgánicos crecieron un 12%, impulsados por un crecimiento del 10% en precio/mezcla y un 2% en ventas de concentrados.

En ocasiones, las cifras que Coca-Cola considera orgánicas son menos representativas de la evolución del negocio. Por ejemplo, están distorsionadas en países con elevada inflación, como Argentina. Como los precios suben mucho, las ventas “orgánicas” se disparan, pero la moneda se devalúa y luego ese crecimiento se resta vía impacto cambiario.

La empresa mejoró su rentabilidad gracias al crecimiento de los ingresos en el conjunto del año. En el cuarto trimestre, sin embargo, el beneficio cayó un 3%, hasta 1.973 millones de dólares, debido a resultados no recurrentes y al impacto cambiario. Lo que la empresa denomina beneficio por acción comparable se situó en 0,49 dólares, como esperaba el mercado.

Tanto en el trimestre como en el conjunto del año, la empresa ganó cuota de valor en el total de bebidas no alcohólicas listas para el consumo. Coca-Cola, entre cuyas marcas están también Fanta, Powerade y Minute Maid, se prepara para lanzar su primer nuevo sabor permanente en varios años, una bebida con sabor a frambuesa llamada Coca-Cola Spiced.

“En pocas palabras, la gente quiere bebidas que sepan bien”, ha señalado a los analistas el presidente y consejero delgado, James Quincey. “Para impulsar la superioridad en toda nuestra cartera de bebidas, seguimos desarrollando capacidades para aprovechar conocimientos únicos en la ciencia del sabor y el aroma. Aplicamos herramientas digitales, tecnología de procesamiento de ingredientes e inteligencia artificial para crear innovaciones más audaces y exitosas. Coca-Cola Zero Sugar es un ejemplo continuo de cómo un sabor superior impulsa la demanda, con un volumen que creció un 5 % en 2023, lo que se tradujo en un aumento continuo del volumen y la cuota de valor”, ha añadido.

La compañía está aplicando trata de impulsar esa “superioridad del sabor” en otras partes de su cartera de bebidas gaseosas. En 2023, lanzó reformulaciones de Sprite y Fanta en 25 mercados, con un crecimiento del volumen de un solo dígito en esos mercados y un aumento general de la cuota de valor de los sabores con gas. Fuera de nuestra cartera de bebidas carbonatadas, también está tratando de mejorar los sabores, añadir beneficios funcionales y expandirse a nuevas categorías.

“En toda nuestra empresa, seguimos dando prioridad a la agilidad y nos centramos en mejorar todos los aspectos de nuestro funcionamiento”, ha dicho Quincey. “Una parte importante de esto es nuestra transformación de marketing. Para captar a la próxima generación de bebedores, nuestro marketing ha pasado de un modelo centrado en la televisión a una organización con prioridad digital que equilibra la intimidad local, la escala y la flexibilidad. Nuestra combinación digital ha pasado de menos del 30% en 2019 a aproximadamente el 60% de nuestro gasto total en medios”, ha añadido.

“En Oriente Próximo, las tensiones han provocado algunos cambios en el comportamiento de los consumidores que han repercutido en nuestro negocio”, ha señalado también Quincey en relación con la guerra de Gaza, que ha provocado llamamientos al boicot de empresas estadounidenses. El director financiero, John Murphy, ha sido más preciso: “Estimamos que el conflicto en curso en Oriente Medio tuvo aproximadamente un punto de impacto en el crecimiento del volumen durante el cuarto trimestre de 2023″, ha dicho.

PepsiCo, fabricante de Gatorade, Mountain Dew y los aperitivos de Frito-Lay, informó la semana pasada de unos ingresos que no alcanzaron las expectativas y de descensos de volumen en sus unidades de alimentos y bebidas de Norteamérica. El crecimiento de la categoría se está normalizando a medida que el comportamiento de los consumidores vuelve a la normalidad anterior a la pandemia, explicó el español Ramón Laguarta, consejero delegado de la compañía.

Sigue toda la información de Economía y Negocios en Facebook y X, o en nuestra newsletter semanal

Sobre la firma

Miguel Jiménez
Corresponsal jefe de EL PAÍS en Estados Unidos. Ha desarrollado su carrera en EL PAÍS, donde ha sido redactor jefe de Economía y Negocios, subdirector y director adjunto y en el diario económico Cinco Días, del que fue director.

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_