_
_
_
_
_

Las consultoras paralizan el nuevo convenio con la jornada de 12 horas tras la oposición de los sindicatos

La AEC se defiende asegurando que su propuesta se circunscribe a “situaciones puntuales”, mientras que los representantes de los trabajadores replican que choca con los planes de conciliación

Imagen panorámica de las cuatro torres de Madrid.
Imagen panorámica de las cuatro torres de Madrid.JOSE LUIS CARRASCOSA MARTINEZ (Getty Images)

Cuando el teletrabajo había puesto en jaque al presencialismo, después de que la pandemia obligase a cientos de empresas a deslocalizar a sus empleados, y fenómenos como la Gran Dimisión en Estados Unidos advertían de un cambio de paradigma en el que el trabajo perdía algo de peso ante la vida personal, algunos sectores siguen mostrándose reacios a modificar sus estructuras laborales. Ese es el caso de la consultoría, donde su patronal, la Asociación de Empresas de Consultoría (AEC), ha propuesto que sus empleados puedan realizar turnos de trabajo de 12 horas en situaciones puntuales, dentro la negociación del XVIII Convenio Colectivo del sector que se está llevando a cabo en estos momentos. Así lo ha denunciado el sindicato CC OO por medio de un comunicado, en el que también ha acusado a la patronal de querer extender las jornadas hasta el sábado, sin que las labores efectuadas en fin de semana tengan una compensación especial.

“No se puede pretender ahorrar costes de contratación por medio de jornadas de trabajo interminables que ponen en serio riesgo la salud de sus plantillas”, alerta CC OO, que destapa que la voluntad de esta agrupación, que representa a empresas como Indra, Viewnext, Capgemini, Oesía, DXC Technology, NTT DATA (Everis), Alten, Accenture, IBM, Deloitte, Inetum, Atmira, Ayesa, Bilbomática, Bluetab, Cedec, Cegos, Ernst & Young (EY), Getronics, KPMG, Sopra Steria, Minsait, TCS (TATA Consultancy Services), Unisys, Vass, y Worldline, es reducir los gastos de contratación utilizando a dos personas y no a tres para cubrir la jornada diaria. “Para la patronal las cuentas están claras, aspiran a cubrir el día al completo con dos personas en turnos de 12 horas, en lugar de tres, en jornadas de ocho como hasta ahora, reduciendo así en un 33% los costes de contratación”, especifica el sindicato.

Ante estas acusaciones, la patronal de las consultoras ha respondido, también a través de un comunicado, anunciando que pausa las conversaciones “hasta que no se restablezcan las condiciones que permitan desarrollar una negociación acorde con los principios elementales que deben presidir las relaciones entre empresarios y trabajadores”. Y ha justificado esta decisión por la reacción de los sindicatos, puesto que entiende que esta “resulta incompatible con la exigible buena fe que debe presidir las negociaciones”.

Más allá de la pretendida alteración horaria, que choca con la transformación de la jornada laboral sobre la que han venido reflexionando técnicos y responsables de Recursos Humanos en los últimos meses, la AEC plantea también pasar de los cinco días laborables a seis, incluyendo el sábado. Además, según revela CC OO, sin que este día extra del fin de semana tenga un tratamiento laboral especial. Esto es, que se compense con una retribución mayor que la de cualquier otro entre lunes y viernes.

Respecto a si estos postulados de la AEC van en contra de esta transformación, la patronal se defiende asegurando que su propuesta empresarial “respeta la jornada laboral anual pactada”, y que esta se ha realizado de acuerdo con “las necesidades del sector, a través de fórmulas de flexibilidad, con pleno respeto a la legislación vigente”. Además, matiza que su voluntad es la de “establecer en el convenio la posibilidad de ampliar esa jornada habitual en casos puntuales, respetando en todo caso las horas totales de trabajo y el conjunto de normas laborales”. De ahí que señale que la denuncia de CC OO “carece de sentido”, puesto que gracias a esta flexibilidad proyecta un aumento del número de empleados en lugar de un supuesto recorte.

“En plena negociación de miles de planes de igualdad y, por tanto, de medidas de conciliación de la vida personal, familiar y laboral, las empresas de Consultoría van a contracorriente y buscan precarizar, aún más, un sector que pide a gritos mejoras en sus condiciones laborales”, replica el sindicato.

‘Busy season’

Históricamente, la consultoría ha sido un campo en el que las jornadas de trabajo se han extendido horas y horas, llevando al límite a muchos de sus trabajadores. Hace un año, los auditores de segundo año de la empresa Ernst & Young en la oficina de Barcelona transmitieron a sus superiores, a través de un correo electrónico, su cansancio ante las largas jornadas de trabajo que venían realizando, y que llegaron a alcanzar las 84 horas semanales, es decir, el equivalente a 12 horas al día todos los días de la semana. En su queja, ponían de manifiesto también las bajas remuneraciones que se conciben dentro de la escala salarial del sector, y que llegan, en el mejor de los casos, a los 24.000 euros anuales. “Nos hemos visto desbordados en innumerables ocasiones, trabajando hasta altas horas, de forma continuada de lunes a domingo”, rezaba el texto.

Los picos de trabajo dentro de muchas de las empresas a las que representa AEC se producen en la etapa que se conoce como busy season, y que va desde los meses de enero y febrero, que es cuando se cierran las cuentas anuales de grandes empresas y se deben revisar minuciosamente y a contrarreloj antes de la presentación de resultados. Sería, presumiblemente, en este periodo cuando las empresas adoptarían estas fórmulas de trabajo más intensivas que plantean durante la negociación, y que colisionan con las reclamaciones sindicales.

La agenda de Cinco Días

Las citas económicas más importantes del día, con las claves y el contexto para entender su alcance.
RECÍBELO EN TU CORREO

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Sobre la firma

Gorka R. Pérez
Es redactor de la sección de Economía y está especializado en temas laborales. Ha desarrollado la mayor parte de su carrera en EL PAÍS. Antes trabajó en Cadena Ser. Es licenciado en Periodismo por la Universidad del País Vasco y Máster en Información Económica de la Universidad Internacional Menéndez Pelayo.

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_