Las matriculaciones de turismos caen un 30% en marzo y cierran un trimestre negro para el sector

En el tercer mes del año se vendieron 59.920 coches, prácticamente la mitad que antes de la pandemia

Trabajadores de una factoría de coches en Almussafes (Valencia), en una imagen de archivo.
Trabajadores de una factoría de coches en Almussafes (Valencia), en una imagen de archivo.MANUEL BRUQUE (EFE)

Las matriculaciones de turismos y todoterrenos no levantan cabeza. En un contexto inflacionista, con los precios de los carburantes en máximos históricos, el sector acaba de vivir el segundo peor marzo de la historia (solo en el tercer mes de 2020, cuando llegó la pandemia a España, se vendieron menos coches) y el peor arranque de año en tres décadas. Los datos difundidos este viernes por las patronales Anfac (fabricantes), Faconauto (concesionarios oficiales) y Ganvam (vendedores y talleres) reflejan que en marzo se matricularon en España 59.920 turismos y todoterrenos. La cifra es un 30,2% inferior a la del año pasado y cae a más de la mitad, un 51%, de lo que se vendía en ese mismo mes de 2019, el último marzo antes del impacto del coronavirus.

En las malas cifras ha influido también el malestar social derivado de la carestía de los precios energéticos. Noemí Navas, directora de Comunicación de Anfac, ha señalado que “la huelga de los portavehículos y del transporte en general ha afectado severamente a las matriculaciones de automóviles del último mes”. “Las marcas tienen parados miles de vehículos en las campas con dificultades para llegar a la distribución”, ha añadido en un comunicado remitido a los medios.

En el conjunto del trimestre, las matriculaciones de turismos y todoterrenos han sumado 164.399 unidades. Es un 11,6% menos que entre enero y marzo del año pasado (cuando la pandemia todavía provocaba fuertes restricciones) y casi la mitad (un 48% menos) de lo que se vendía en los mismos meses de 2019. La cifra es la más pobre para un arranque del año en toda la serie estadística, que arranca en 1989. “El contexto general de nuestro país, sobre todo la huelga de transporte de marzo, y el contexto particular del automóvil, con la crisis de microprocesadores, han hecho que el trimestre haya resultado peor de lo esperado”, ha admitido Raúl Morales, director de Comunicación de Faconauto.

Por modalidades de combustible, los turismos matriculados en marzo fueron mayoritariamente (un 41,3%) de gasolina, mientras que los diésel representaron un 19,1% del total y el resto (que agrupa desde híbridos no enchufables hasta eléctricos puros), un 39,7%.

Por canales de venta, la estadística de marzo fue negativa tanto en los vehículos destinados a particulares (-22%), como en los que adquirieron empresas (-16%) y, sobre todo, los que se destinan a flotas de alquiler (-66%). En el conjunto del trimestre, el canal de venta a particulares resistió respecto al año pasado (de hecho, se matricularon un 2% más de coches) y apenas sufrió en el de empresas (-3%). Pero las matriculaciones para compañías de alquiler de vehículos experimentaron un gran retroceso (-64% y más de 20.000 unidades menos, en números absolutos). Las patronales del sector destacan que esta caída “es especialmente reseñable por la proximidad a la Semana Santa, momento en el que renuevan sus flotas”.

En cuanto a los vehículos comerciales ligeros, las matriculaciones de marzo se quedaron casi a la mitad de las del mismo mes de 2021 (9.635 unidades, un 46,5% menos). En todo el trimestre fueron 26.023 ventas, con un retroceso anual del 35,8%. En ambos casos se aprecia una caída relativamente homogénea en los tres canales de venta de este segmento (autónomos, empresas y compañías de alquiler). Más positivas fueron las cifras de los vehículos industriales y autobuses que, pese a los paros de los transportistas por el alto precio del combustible, crecieron en marzo un 3,1% (2.245 matriculaciones), y un 6,1% en los tres primeros meses del año (6.554 unidades).

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS