El Sabadell avisa de una posible alza de la morosidad por la guerra de Ucrania

La junta general de accionistas aprueba el reparto de un dividendo de 0,03 euros por acción correspondiente al ejercicio 2021

Josep Oliu, presidente del Banco Sabadell.
Josep Oliu, presidente del Banco Sabadell.

El Banco Sabadell ha hecho balance del ejercicio 2021 este jueves en su junta general de accionistas en Alicante. Y Josep Oliu, presidente de la entidad, ha avisado del impacto negativo para la economía de la ofensiva rusa en Ucrania y advierte de una posible subida de la mora. “La coincidencia del final de los vencimientos de los préstamos amparados por la garantía del ICO con el inicio de la disrupción producida por el estallido de la guerra recomienda prudencia para encarar sus posibles efectos”, ha asegurado Oliu ante los accionistas. Un día antes ya adelantó esta cuestión en un encuentro con periodistas: “Puede haber aumentos de tasas de morosidad circunstanciales”. Además, la junta general de accionistas ha dado luz verde al reparto de un dividendo de 0,03 euros por acción correspondiente al ejercicio 2021.

Debido a esta preocupación que existe en el sector, el Sabadell reclama que se adapten las ayudas y medidas fiscales necesarias que eviten la caída de empresas viables. Especialmente aquellas que dependen más de la energía o materias primas cuyo precio se ha disparado a consecuencia del conflicto bélico. “El impacto de la guerra de Ucrania pone a Europa ante la perspectiva de menores tasas de crecimiento y mayores tasas de inflación, sobre todo mientras dure la guerra”, ha sostenido Oliu en la junta, que considera que la crisis del coronavirus ha dejado de ser un condicionante central.

Para evitar un incremento de los impagos, la entidad catalana considera oportuno repetir el modelo que funcionó durante la crisis del coronavirus con medidas como los créditos ICO. De hecho, César González-Bueno, consejero delegado del banco, aplaudió el miércoles el anuncio del Gobierno sobre la ampliación de los periodos de carencia de los ICO y la apertura de una nueva línea de financiación. Y ante los accionistas ha explicado su necesidad porque la ratio de morosidad ya “ha crecido ligeramente hasta el 3,65%”.

Según las previsiones del banco, la economía mantendrá su senda de crecimiento, aunque lo hará a menor ritmo. En España y en el Banco Sabadell hay una exposición limitada a Rusia. Sin embargo, de forma indirecta el golpe puede ser notable. “Estamos expuestos al impacto que la situación actual tenga sobre la economía española”, ha incidido González-Bueno. Pese a ello, el consejero delegado explicó un día antes a los medios que la morosidad “está yendo mejor de lo esperado”, aunque están vigilantes.

El banco no cuantifica la fuerza del impacto sobre la economía, pero sí da por hecho que lo habrá por las dudas que genera el conflicto militar: “La incertidumbre se ha reflejado, de momento, en una escalada en los precios de la energía y de las materias primas, así como en episodios de escasez de algunas de ellas que afectan a nuestro tejido empresarial”. Una carestía que en las últimas semanas se ha visto acrecentada por el paro del transporte.

Estos incrementos han provocado que la inflación se dispare todavía más. Un factor que aprieta al BCE para dar el paso de subir los tipos de interés, una decisión que beneficiaría a la banca al incrementar los márgenes. “En Europa ya se empieza a pensar en las primeras subidas de tipos. Se dice que tal vez para antes de acabar este año”, aseguró Oliu este miércoles.

Vuelta a Cataluña

Sobre una posible vuelta de la sede social del banco a Cataluña, el presidente del Sabadell fue tajante ante la prensa: “No sé lo que tiene que pasar, pero no ha pasado. Por eso este asunto no está en la agenda”. También ha abordado en la junta la decisión y consecuencias de no llevar a cabo la fusión con el BBVA. “La decisión estratégica de seguir como banco en solitario tomada a finales del 2020, tras explorar la vía de una posible fusión, se ha revelado muy exitosa por la revalorización del banco. Además, se ha dado un nuevo impulso de optimismo a nuestro proyecto de futuro”.

Una de las patas que más se ha puesto en valor desde entonces es su filial británica TSB, como ha incidido González-Bueno en la junta: “En 2021 TSB ha aportado 118 millones de euros a los resultados del grupo, que contrastan con las pérdidas de 220 millones del año anterior”. Por ello, así como el buen desempeño del banco en su conjunto, el Sabadell mantiene su compromiso de alcanzar una rentabilidad (ROTE) del 6% durante este ejercicio.

Sobre la firma

Hugo Gutiérrez

Es periodista de la sección de Economía, especializado en banca. Antes escribió sobre turismo, distribución y gran consumo. Ha desarrollado su carrera en EL PAÍS tras pasar por el diario gaditano Europa Sur. Es licenciado en Periodismo por la Universidad de Sevilla, Máster de periodismo de EL PAÍS y Especialista en información económica de la UIMP.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS