El Sabadell cierra el acuerdo para el despido de 1.605 empleados más, el 11% de la plantilla

Todas las salidas serán voluntarias y casi 1.000 trabajadores se irán vía prejubilaciones con más de 55 años

Sede de Banco Sabadell en Barcelona.
Sede de Banco Sabadell en Barcelona.Getty Images

Los bancos quieren aprovechar el cierre del año, en donde están registrando mejorías importantes en los beneficios, para cerrar los acuerdos sindicales de reducción de plantilla. Los motivos son, en teoría, la digitalización de las funciones y la caída de márgenes del negocio por los tipos de interés negativos. Además del acuerdo de Unicaja, el Sabadell está comunicando esta semana a su plantilla el cierre de un acuerdo sindical para el despido de 1.605 empleados, el 10,65% de su plantilla hasta septiembre pasado.

En total se han apuntado 2.121 trabajadores por lo que no será necesario forzar la salida de nadie. El Sabadell, que mantuvo una larga negociación con los sindicatos, rechazará 516 solicitudes de adhesión, algo que es habitual en el sector, en donde han llegado a presentarse hasta el doble de voluntarios. Sobre las salidas de la entidad dirigida por César González-Bueno, 978 serán prejubilaciones, el 61%. del total. Todos serán mayores de 56 años salvo un centenar de ellos que tendrá 55 años, la edad tope. Otro grupo estará formado por las extinciones de contrato a los menores de 50 años, el 39%, que afectará a 617 empleados. Además, habrá 10 excedencias.

El motivo: los costes y la digitalización

El perfil de los que abandonan el banco será de personal administrativo de la red de oficinas, así como plantilla de los centros corporativos. La entidad ha explicado a la plantilla que este plan de salidas está motivado por la digitalización de los procesos después de que el volumen de operaciones administrativas se haya reducido un 40% en los últimos dos años. Los clientes de muchas entidades financieras se quejan de que se dificulta y empeora el servicio en las oficinas, lo que irremediablemente lleva a la utilización de los canales digitales. El objetivo es generar el ahorro previsto en el plan estratégico del Sabadell que contempla unos ahorros mínimos de 130 millones, del 85% en 2022 y del 100% a partir de 2023, mientras que los costes de reestructuración ascienden a 331 millones entre el ERE (269 millones), las medidas adicionales de eficiencia (32 millones) y los cierres de oficinas (30 millones).

Las zonas donde se producen mayores salidas son Cataluña, la Comunidad Valenciana, Madrid, Murcia y Andalucía. Está previsto que las 500 primeras salidas comiencen este mes de diciembre y el resto saldrán a lo largo del primer trimestre de 2022, según fuentes sindicales, hasta finalizar en junio de 2022.

Además, en el marco del ERE, la entidad ya ha cerrado 320 oficinas y ha convertido 176 en cajas avanzadas, donde continúan funcionando los cajeros y servicios básicos. La entidad ya registró en el tercer trimestre de 2021 tanto la provisión por los costes de reestructuración como las plusvalías. El consejero delegado de Banco Sabadell, César González-Bueno, aseguró a finales de octubre que la entidad no tiene intención de realizar otro ERE: “No está en el horizonte”.


Sobre la firma

Íñigo de Barrón

Es corresponsal financiero de EL PAÍS y lleva casi dos décadas cubriendo la evolución del sistema bancario y las crisis que lo han transformado. Es autor de El hundimiento de la banca y en su cuenta de Twitter afirma que "saber de economía hace más fuertes a los ciudadanos". Antes trabajó en Expansión, Actualidad Económica, Europa Press y Deia.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS