Europa falla que los “auténticos” pimientos de Padrón son los de Herbón

La Oficina de Propiedad Intelectual resuelve que el Ayuntamiento coruñés no puede utilizar la marca “padrón auténtico” para los pimientos porque induciría a error a los consumidores

Un canasto con pimientos. ILAN PARAN
Un canasto con pimientos. ILAN PARAN

Los pimientos de Padrón son uno de los símbolos gastronómicos de Galicia. Fritos y con un puñado de sal gorda por encima, la fama les viene porque unos pican y otros no. Aunque variedades de esta fruta se cultivan en numerosos lugares de España, siendo las mayores productoras las provincias de Almería y Murcia, y se comercializan después como pimientos de Padrón, los “auténticos” son los de Herbón. Se trata de una parroquia coruñesa que pertenece al municipio de Padrón, donde se encuentra el convento de San Francisco de Herbón. Allí se empezaron a plantar hace varios siglos.

Esta decisión la ha adoptado la Oficina de Propiedad Intelectual de la Unión Europea (EUIPO) tras resolver un conflicto entre el Ayuntamiento de Padrón y el Consejo Regulador de la Denominación de Origen Protegida Pimiento de Herbón. El organismo ha establecido que si bien el uso de la palabra "padrón" es libre por referirse a una variedad de pimiento, el hecho de incluir el término “auténtico” hace que los usuarios tracen una relación con la denominación de origen protegida. En consecuencia, el consistorio no puede utilizar la marca “padrón auténtico” porque inducirá al consumidor a error".

"Se da a entender que se trata no solo de un pimiento de la variedad de Padrón (a saber, de cualquier ámbito geográfico de cultivo), sino que se trata de un pimiento originario del municipio de Padrón y que, además, es “auténtico”, por lo que el consumidor relevante fácilmente puede establecer un vínculo directo con la Denominación de Origen Protegida Pimiento de Herbón”, señala el organismo europeo en el asunto R 879/2020-5.

Padrón Auténtico

Román Pérez, uno de los abogados de la firma Silex IP que ha defendido los intereses del Consejo Regulador de Herbón, explica que la controversia se remonta a 2018. Entonces el Ayuntamiento de Padrón solicitó el registro de la marca "padrón auténtico" para distinguir diferentes productos, entre ellos verduras congeladas y en conserva; hortalizas; legumbres secas; frutas en conserva, secas, congeladas y cocinadas; jaleas comestibles; confituras; productos agrícolas, acuícolas, hortícolas y forestales en bruto y sin procesar; semillas, bulbos y plantones para el cultivo de plantas; entre otros.

El Consejo Regulador de Herbón se opuso a la inscripción sobre la base del artículo 8.6 del Reglamento 2017/1001, que regula las marcas de la Unión Europea, al entender que podía llevar a confusión a los usuarios. Pero en 2020 vio sus pretensiones desestimadas por no estar “bien fundadas”, según resolvió el organismo europeo.

Tras recurrir, la Oficina de Propiedad Intelectual ha dicho que “Padrón está incluido en el área de producción de la denominación de origen protegida, lo que puede llevar a pensar a los consumidores que están adquiriendo pimientos que gozan de todas las garantías de autenticidad y calidad de que gozan los pimientos de Padrón protegidos por la Denominación de Origen Protegida Pimiento de Herbón. De esta forma, la marca padrón auténtico constituye una indicación falsa o engañosa. El signo impugnado inducirá al consumidor a error sobre el verdadero origen, la naturaleza o las características esenciales de tales productos”, razona.

Como explica Román Pérez, a partir de ahora se va a poder seguir utilizando la palabra “padrón” para designar una variedad de pimiento, “como podría ser golden para manzanas”, pero sin generar confunsión con el término “auténtico”. Y ello porque los auténticos pimientos de Padrón son los de Herbón.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción