La crisis del coronavirus

La variante delta restará tres décimas al fuerte crecimiento del PIB

Funcas mejora sus previsiones económicas hasta un 6,3% de avance este año gracias a la recuperación de la demanda, prevé que la actividad recobre niveles prepandemia a finales de 2022 y alerta del riesgo de cronificación del paro y la deuda pública

Carlos Ocaña, director general de Funcas.
Carlos Ocaña, director general de Funcas.Pablo Monge

Funcas, el servicio de estudios de las antiguas cajas de ahorro, prevé que la variante delta de la covid drene unas tres décimas de crecimiento a la economía española por su impacto en el turismo. Aun así, espera que la actividad crezca ahora más de lo que preveía en mayo: un robusto 6,3% frente al 6% que estimó hace dos meses. Los motivos de esta mejora son tres y están ligados al avance de la vacunación: primero, el desembalsamiento del ahorro que se acumuló durante la pandemia y que se está gastando con más intensidad de lo esperado. La tasa de ahorro está cayendo más de lo previsto, apunta Funcas.

Segundo, el retorno de la movilidad, que está teniendo efectos positivos en el turismo. Y tercero, la importante recuperación global. “Estos son los tres pilares de la recuperación”, ha afirmado el director de coyuntura de Funcas, Raymond Torres.

Esa fuerte mejora de la demanda que había estado constreñida se traducirá en que el PIB crezca más este ejercicio. Pero también provocará que el año que viene el consumo sea algo menor de lo anticipado y, junto con una menor inversión en construcción, hará que la economía crezca en 2022 un 5,8% en lugar del 6,2% que vaticinaba en mayo, dice el servicio de estudios.

Y la recuperación de este año habría sido incluso más intensa de no ser por varios factores. La variante delta drenará este año unas tres décimas de PIB. Durante la última semana de junio se produjeron un 55% de las reservas hoteleras de un año normal. Sin embargo, en la del 4 de julio el porcentaje se situó en el 47%. Se empieza a notar el golpe de la variante detectada por primera vez en la India y eso ha llevado a Funcas a rebajar algo sus expectativas sobre el turismo, que en el tercer trimestre estará en torno a un 40% del que había antes de la pandemia. En el cuarto trimestre se situará en el 50%. Y seguirá poco a poco mejorando hasta colocarse en el 85% en el tercer trimestre de 2022. Sin embargo, la imposición de nuevas recomendaciones podría frustrar esas previsiones, advierte Funcas.

Más información

La inflación también quitará fuelle al rebote. Funcas recuerda que el encarecimiento de los costes de producción detrae poder adquisitivo y por cada punto adicional de inflación, se perderá un punto de demanda de la economía española. La previsión de IPC alcanza el 2,5%. Y aunque lastrará algo la recuperación, se trata más bien de un efecto transitorio que se aliviará conforme se arreglue la falta de suministros en semiconductores y materias primas. Para el año que viene, la estimación es que se suavice hasta un incremento de precios del 1,6%.

Otro factor es el retraso en el gasto de los fondos europeos debido a que las negociaciones en Bruselas se han alargado. Funcas calcula que este año se gastarán unos 10.000 millones, unos 4.000 millones menos de lo que preveía inicialmente. El Gobierno tenía planeado en Presupuestos unos 27.000 millones. Y para el año que viene el servicio de estudios sí que mantiene su previsión de que se desembolsen 26.000 millones.

El 60% de los trabajadores en ERTE seguirá sin empleo

En cuanto al empleo, este recobrará las cotas precrisis a finales de 2022. Pero el número de desempleados y la tasa de paro serán todavía superiores. En estos dos años se espera un aumento de los ocupados en cerca de 500.000, según la encuesta de población activa. Y esta cifra incluye al 45% de los 450.000 trabajadores que a finales de junio se encontraban en ERTE. El 60% restante continuará en el desempleo o pasará a la inactividad, pronostica.

A pesar de que la economía recuperará sus niveles prepandemia a finales del año, en opinión de Funcas permanecerán dos desafíos importantes: la cronificación del paro, que todavía estará en el 14,3% a finales de 2022, y la elevada deuda pública, que se estancará en el entorno del 120% del PIB.

La economía española mantendrá cuatro veces más paro que la alemana, el doble de deuda pública y un déficit fiscal que seguirá elevado, alrededor del 4,5% del PIB. “En esas condiciones es difícil mantener un Estado del bienestar y deja a España en una situación delicada si se endurece la política monetaria”, ha recordado Carlos Ocaña, director general de Funcas.

Faltarían 1,4 millones de ocupados para cerrar la brecha de empleo con el resto de Europa. Y la onda expansiva de crecimiento provocada por el rebote llegará hasta 2022. Pero más allá la actividad tendrá que sustentarse con los fondos europeos y el funcionamiento normal de la economía. De ahí que sean necesarias las reformas del plan de recuperación y asegurarse de que los recursos comunitarios se invierten en proyectos transformadores y que hagan ganar en competitividad, subraya Funcas.

Archivado En:

Más información

Te puede interesar

EmagisterPerfiles Profesionales 2022

Lo más visto en...

Top 50