Crisis económica coronavirus

Bruselas eleva la previsión de PIB de España, que será el país de la UE que más crecerá en 2021 y 2022

La llegada de los fondos europeos y la apertura de la actividad impulsará la economía un 5,9% este año y un 6,8% el que viene

El comisario de Economía de la UE, Paolo Gentiloni, en la comparecencia de este miércoles en Bruselas. En vídeo, las declaraciones de Gentiloni sobre la previsión del PIB para España.JOHANNA GERON / AFP / EBS / EPV

La economía española acelerará el paso en el segundo semestre al compás de la extensión del proceso de vacunación y la llegada de los fondos europeos. Bruselas ha elevado su previsión de crecimiento para este año al 5,9%, tres décimas más que en febrero. Para el año que viene, la Comisión Europea cree que las ayudas comunitarias impulsarán la economía española un 6,8%, frente al 5,3% que preveía hasta ahora. La expansión que experimentará España será, en ambos ejercicios, la más elevada de toda la UE, que en su conjunto crecerá un 4,2% en 2021 y un 4,4% en 2022. Aun así, España recuperará el Producto Interior Bruto (PIB) anterior a la pandemia a finales del año que viene, con un año de retraso respecto al conjunto de la Unión Europea.

Más información

La Unión Europea, que entró en recesión en el primer trimestre del año, empieza a recobrar el optimismo. El ritmo de vacunación por fin es superior al de Estados Unidos o el Reino Unido. Y pese a que su economía sigue a remolque de Washington y Pekín, por fin cree que podrá levantar el vuelo también gracias a las ayudas masivas que empezará a enviar a las capitales en verano y que se estima que tengan un impacto equivalente al 1,2% del PIB de aquí a finales de 2022. De hecho, Bruselas prevé un fuerte impulso de la inversión pública en 2022, del 3,5%, de modo que alcanzará su mayor impulso desde 2010.

España, que sufrió un derrumbe del 10,8% en 2020, el mayor del área, liderará el crecimiento de la zona euro gracias al levantamiento de las restricciones, a la llegada de 34.750 millones de euros de los fondos europeos entre este año y el que viene y a la implementación de las reformas comprometidas. Bruselas adelanta también el momento en el que España recuperará el Producto Interior Bruto (PIB) previo al estallido de la pandemia. Lo hará a finales de 2022, y no en 2023, como auguraba en las previsiones anteriores.

La fecha en la que los países vuelvan a los niveles anteriores a la crisis es clave para decidir si la Unión Europea mantiene suspendidas las reglas fiscales el año que viene. La Comisión ha recomendado hacerlo, pero algunos países, entre ellos Alemania, pedían esperar primero a ver las perspectivas de la Comisión antes de zanjar el asunto. A pesar de que la economía alemana arrastró a la recesión al conjunto de la zona euro a inicios de 2021, Bruselas prevé que a finales de este año ya habrá recobrado el nivel de actividad anterior a la depresión provocada por la covid-19. Aun así, el comisario de Economía, Paolo Gentiloni, ha advertido de que la UE todavía no va a recuperar la trayectoria de crecimiento que mantení antes de la crisis. “La recuperación ya no es un espejismo: está en marcha. Debemos evitar errores que podrían minarla, en concreto, una retirada prematura del apoyo a la economía”, ha afirmado. “En base a esta previsión, la cláusula general de escape [que suspende las reglas fiscales] permanecerá hasta finales de 2022″, ha agregado.

En el caso de España, todavía pesará mucho la costosa recuperación de la actividad turística y de ocio. Bruselas cree que la contribución de la demanda externa al crecimiento del PIB empezará a ser positiva el año que viene, cuando la actividad turística probablemente se aproximará a su nivel de 2019. Aun así, el enorme peso de ese sector implica que la recuperación esté, según Bruselas, sujeta a más incertidumbres de las normales. Si la campaña de vacunación avanza según lo previsto y las ayudas llegan a tiempo, España está llamada a despegar a partir del segundo semestre del año. “Si se implementa [el plan de recuperación] de manera eficiente, con la combinación de proyectos estratégicos acompañados de amplias reformas, el impacto económico será significativo, particularmente en 2022, cuando los fuertes efectos de la demanda irán acompañados de una contribución gradual del lado de la oferta”, sostiene el informe de la Comisión.

Riesgo de quiebras

Además de la incertidumbre sobre el sector turístico, Bruselas sigue viendo el mismo riesgo que hace solo unos meses: que el deterioro de la rentabilidad empresarial se traduzca en una oleada de insolvencias que ponga en jaque “la capacidad productiva y el empleo”. Aun así, la Comisión destaca el paquete de medidas adoptado en marzo para apoyar a las pymes. A pesar de las medidas de protección del empleo y los autónomos, la Comisión cree que la tasa de paro todavía aumentará ligeramente hasta el 15,7% este año y bajará al 14,4% el que viene. Eso significa que España seguirá teniendo la segunda mayor tasa de desempleo de la UE, solo por detrás de Grecia.

Aunque de forma más moderada, Bruselas se acerca a las previsiones del Gobierno, que prevé un avance del PIB del 6,5% en 2021 y del 7% en 2022. La mejora de las perspectivas implica también un menor desfase en las cuentas públicas. El déficit público bajará del 11% de 2020 y se quedará este año en el 7,6% del PIB, frente al 9,6% que la Comisión señaló en noviembre y se situará en el 5,2% en 2022. La trayectoria de la deuda también tendrá una mayor inclinación a la baja: Bruselas prevé que pase del 120% del año pasado al 119,6% de este ejercicio y el 116,9% el que viene.


Archivado En:

Te puede interesar

EmagisterMÁSTER MÁS DEMANDADO

Lo más visto en...

Top 50