LA CRISIS DEL CORONAVIRUS

La industria de alimentación y bebidas perdió un 5,3% de sus ingresos en 2020 por la pandemia

La crisis del coronavirus fuerza a echar el cierre a más de 3.000 empresas y el empleo baja en un 1,1%, aunque las exportaciones crecen un 4,4%

Terraza de un bar en Benidorm casi vacía, el 27 de septiembre.
Terraza de un bar en Benidorm casi vacía, el 27 de septiembre.Lars Ter Meulen / Europa Press

La industria agroalimentaria ha sido una de las que mejor ha resistido los zarpazos del coronavirus. Pese a ello, la facturación agregada del sector se resiente y pierde un 5,3% de sus ingresos en 2020, cortando la racha de seis años consecutivos de subidas. En concreto, la industria se quedó en 129.854 millones de euros, muy por debajo de los 137.105 millones de 2019, según recoge el informe económico que ha presentado este martes la Federación Española de Industrias de la Alimentación y Bebidas (FIAB). Pese a ello, la caída del sector queda a la mitad del descenso del conjunto de la economía.

Más información

Esta dentellada se deja sentir asimismo en el cierre de empresas (3.241 firmas echaron el cerrojo), aunque esta pérdida se consigue contrarrestar casi en su totalidad por la creación de nuevas compañías, quedando un saldo de solo -157 empresas (están activas 30.573 firmas). El empleo, por su parte, también registró un decrecimiento al perder un 1,1% del número de afiliados a la Seguridad Social: al cierre de diciembre de 2020 tenía 431.800 afiliados directos frente a los 436.700 del año anterior. “Ha sido un año tremendamente difícil con un confinamiento severo al inicio, pero la respuesta de la cadena alimentaria ha sido ejemplar”, ha asegurado Fernando Miranda, secretario general de agricultura y alimentación del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación.

Los expedientes de regulación temporal de empleo (ERTE) han sido una herramienta útil también en este sector para reducir esta destrucción de empleo, ya que la covid podía haber dejado un socavón mucho mayor. Actualmente hay unos 8.000 trabajadores con el empleo suspendido. Pese a ello, algunas empresas ya han comenzado a anunciar despidos colectivos. “Se verán más o menos ERE en función de la recuperación de la hostelería y del turismo”, ha defendido Mauricio García de Quevedo, director general de FIAB.

La nota positiva de 2020 ha llegado del mercado exterior, con un crecimiento de las exportaciones del 4,4%, hasta los 33.945 millones de euros, a pesar de las trabas de la pandemia. Este incremento se debe a varios motivos, aunque el principal ha sido el aumento de las compras de carne porcino de China, según han destacado los responsables de FIAB. La subida de las ventas al exterior, además, ha elevado el superávit comercial de España.

Por mercados, la Unión Europea se mantiene como el principal destino de las ventas exteriores (54,9% del total). Y fuera de la UE destacan China, Reino Unido y Estados Unidos. Los países que más compras realizan al sector español son Francia (4.915 millones), China (3.725 millones), Portugal (3.461 millones), Italia (3.440 millones), Reino Unido (2.151 millones), Estados Unidos (1.885 millones) y Alemania (1.864 millones).

El director general de FIAB ha achacado el descenso observado en facturación al fuerte impacto que ha tenido las restricciones y el cierre de la hostelería, así como la falta de turismo. “En un año normal habríamos alcanzado por primera vez los 140.000 millones. Además, la caída del valor añadido bruto ha sido superior, del 8,6%, por el valor que aporta el sector horeca que no lo ha podido compensar el crecimiento de la alimentación en casa”, ha sostenido García de Quevedo. El consumo en el hogar, al que hacía referencia el director general, repuntó un 16,15% hasta los 71.319,9 millones entre enero y noviembre (último dato disponible), una subida que no ha sido suficiente para amortiguar el golpe de la restauración que ha estado cerrada durante meses.

Recuperación lenta

La caída ha sido muy rápida, pero la recuperación será un proceso más lento. Miranda lo ha situado en 2022 o 2023 como el ejercicio en el que se vuelva a la senda que se ha perdido por la pandemia y alcanzar los 140.000 millones de producción total. “Va a depender del proceso de vacunación”, ha reconocido el secretario general de agricultura y alimentación. En esta recuperación va a ayudar un factor que no cayó por el coronavirus, ya que estaba deprimido antes de la covid: “La retirada de los aranceles con EE UU ha hecho que ya se vea un incremento de los envíos”, ha adelantado Miranda.

Para García de Quevedo, el momento clave que marcará la recuperación será la inmunización masiva y, sobre todo, que esto permita la llegada de viajeros extranjeros. “Dependiendo de la cantidad de turistas que lleguen y la apertura de la hostelería, volveremos a crecer, en torno a un 2% o un 3%, aunque todavía hay mucha incertidumbre”, ha insistido. Unas estimaciones cogidas con pinzas ante la dificultad de adelantar lo que pueda pasar en los próximos meses por la evolución de la crisis sanitaria. Por la parte del empleo, la recuperación de trabajadores queda a expensas asimismo de esta evolución de las restricciones, la apertura o no de la hostelería y la llegada de turistas. “Si el turismo vuelve y la hostelería se queda abierta, el sector no destruirá empleo”, ha incidido García de Quevedo.

Sobre las vacunas, además, al ser cuestionado sobre si el sector podrá inmunizar a sus trabajadores, el director general de FIAB ha reconocido que espera que se pueda hacer en los próximos meses. “El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha dicho que en los próximos 100 días habrá inmunidad de rebaño. Eso quiere decir que habrá vacunas suficientes y entonces se podrá empezar a vacunar en las fábricas de producción gracias al acuerdo entre la CEOE, las mutuas y el ministro [de Inclusión y Seguridad Social] Escrivá”, ha zanjado.

Archivado En:

Más información

Te puede interesar

EmagisterMÁSTER MÁS DEMANDADO

Lo más visto en...

Top 50