La industria alimentaria prevé un desplome de hasta un 8% en la producción y un 11% en las exportaciones

La patronal reclama que no se suban impuestos y un plan para recuperar la demanda tras la pandemia

Varias trabajadoras de una cooperativa agraria de Cieza (Murcia).
Varias trabajadoras de una cooperativa agraria de Cieza (Murcia).Marcial Guillén (EFE)

La industria alimentaria no ha escapado a la crisis desatada por la pandemia de la covid-19, según los datos presentados este miércoles por la Federación de Industrias de Alimentación y Bebidas (FIAB). Los descensos registrados hasta la fecha y los previstos para los próximos meses son muy destacados: hasta un 8% en la producción y un 11% en las exportaciones durante este año. Para hacer frente a esta situación, la patronal pide que el Gobierno no suba impuestos y elabore un plan de recuperación de la demanda.

Desde la perspectiva de la producción, este ejercicio se prevé una reducción de entre un 3,8% y un 8% con respecto a los 119.200 millones de euros de facturación del pasado año. La caída de la demanda producida por el coronavirus es la causa principal del desplome, que podría llegar a los 10.000 millones de euros en el peor escenario: un rebrote de la pandemia.

Las exportaciones también se hundirán entre un 6% y un 11% con respecto a los 32.363 millones del ejercicio anterior. En este caso, las causas van más allá del descenso de la demanda, e incluyen las dificultades para entrar en otros mercados, como Estados Unidos, y los efectos iniciales del Brexit. En el mercado interior, la patronal destaca el efecto del cierre de la restauración, que suponía una media del 30% de las ventas del sector y en algunos casos llegaba al 80%.

Ante esta situación, el director general de la patronal, Mauricio González de Quevedo, ha solicitado al Gobierno que desestime la posibilidad de una subida de impuestos por el efecto que ello tendría sobre el consumo, al disminuir la renta disponible de los ciudadanos. En la misma línea, FIAB reclama medidas para fomentar la demanda nacional, el turismo y la promoción de los productos españoles en el exterior, así como para relanzar la actividad en la hostelería. El representante de los empresarios estima que en 2022 se volverá a la normalidad en la actividad del sector.

La patronal de las industrias alimentarias ha presentado al Gobierno una serie de medidas urgentes de reactivación en económica en diferentes ámbitos: fiscal, fomento del empleo, apoyo a la exportación, impulso de la demanda o sostenibilidad de la industria, la innovación y el desarrollo. De la misma manera, ha participado en la constitución de una plataforma de apoyo a la restauración, junto a Hostelería de España y la Asociación Española de Fabricantes y Distribuidores (AECOC).

La industria alimentaria alcanzó en 2019 436.700 afiliados a la Seguridad Social, con un aumento del 2,5% y una tasa de mujeres del 36%. Como consecuencia de la crisis, FIAB estima una pérdida de entre 4.000 y 11.000 puestos de trabajo. De un censo de 30.730 empresas en la industria alimentaria, con más del 80% de pymes, la patronal calcula que la crisis provocará el cierre de unas 800.

Información sobre el coronavirus

- Aquí puede seguir la última hora sobre la evolución de la pandemia

- Así evoluciona la curva del coronavirus en España y en cada autonomía

- Buscador: La desescalada por municipios

- Preguntas y respuestas sobre el coronavirus

- Guía de actuación ante la enfermedad

- Pinche aquí para suscribirse a la 'newsletter’ diaria sobre la pandemia

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS