Pensiones

El Gobierno aprueba el nuevo complemento de maternidad de las pensiones, de 378 euros anuales por hijo

El Ejecutivo flexibiliza el Ingreso Mínimo Vital (IMV) para alcanzar a personas sin hogar o trabajadores itinerantes

El ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, José Luis Escrivá. En vídeo, Escrivá anuncia el nuevo complemento de maternidad de las pensiones.(EUROPA PRESS)

El Consejo de Ministros ha aprobado este martes el rediseño del complemento de maternidad. Se trata un plus en la pensión que hasta ahora solo percibían las madres con más de dos hijos y que la Justicia europea tumbó en 2019 por considerarlo discriminatorio para los hombres. Esta ayuda, dirigida a reducir la brecha de género en las pensiones y aprobada en 2016 por el Gobierno del PP, se reconocerá ahora a partir del primer hijo ―y no del segundo como preveía la anterior redacción―, tendrá un importe de 378 euros anuales por descendiente y también los padres lo podrán percibir.

El objetivo es compensar las lagunas de cotización que sufren principalmente las mujeres tras tener hijos y que crea una brecha de género en las pensiones. La normativa anterior establecía que esta ayuda se reconociera solo a las madres y que su importe fuera ascendiente en función del número de hijos: un 5% para dos hijos, un 10% en el caso de tener tres y un 15% a partir de cuatro. La nueva redacción reconoce el complemento a partir del primer hijo y prevé que aunque los padres puedan solicitarlo se concederá por defecto a las mujeres.

Más información

El ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, José Luis Escrivá ha señalado en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros que la ayuda sería de 400 euros por hijo ―hasta el cuarto―, aunque una nota posterior de su departamento aclaró que la cuantía exacta son 378 euros al año. El ministro ha explicado que la medida tendrá en 2021 un coste de unos 700 millones de euros y beneficiará a las madres en un 98% de los casos. Según los cálculos de su departamento, 30.000 mujeres más tendrán acceso a la ayuda al reconocerse a partir del primer hijo —a finales de 2020 eran unas 800.000―. El ministro ha añadido que merma en la base de cotización de las mujeres se produce sobre todo en los dos años siguientes a tener el primer hijo, lo que después deriva en una pensión menor.

El objetivo del Gobierno es eliminar este complemento cuando la brecha de género en las pensiones sea inferior al 5%. Actualmente, alcanza el 30%. “Estamos poniendo el énfasis en este hecho objetivo”, ha señalado Escrivá: “Con esta medida vamos a lograr una reducción significativa”. El Ministerio de Seguridad Social calcula que la pensión media subirá un 6% y la mínima un 8% en el caso de tener dos hijos.

Los hombres que quieran acceder al complemento deberán reclamarlo y demostrar que han sufrido una merma en su base de cotización tras ser padres. Otra novedad es que la nueva ayuda se reconocerá también en los casos de jubilación anticipada voluntaria ―hasta ahora su alcance se limitaba a las pensiones de jubilación, incapacidad permanente y viudedad―. Escrivá ha recordado que el complemento se ha tenido que modificar por los problemas de diseño que tenía, tal y como dictó el Tribunal de Justicia de la Unión Europea en una sentencia de diciembre de 2019, y por tratarse de una recomendación formulada por el Pacto de Toledo para reducir la brecha de género. “Todo ha sido consensuado con los agentes sociales”, ha destacado.

Ingreso mínimo vital

El Gobierno también ha aprobado cambios relativos al ingreso mínimo vital (IMV), debido a que el número de beneficiarios de esta prestación está siendo inferior al estimado. En concreto, el decreto que ha recibido luz verde este martes flexibiliza el concepto de unidad de convivencia para que “llegue a las situaciones más vulnerables”, ha afirmado Escrivá.

“Hemos comprobado que hay situaciones en las cuales hay que facilitar el acceso”, por ejemplo en el caso de personas que están en residencias itinerantes o sin hogar, ha detallado el ministro. A partir de ahora podrán solicitar esta ayuda personas que viven en hogares colectivos, en una “residencia transitoria” (como en el caso de divorcios) y en otras situaciones excepcionales, en las que se requiere la intervención de otros agentes para comprobar que se cumplan los requisitos de acceso. Por ello, se ha aprobado que los servicios sociales ayuden a acreditar la ausencia de vínculos entre personas que viven en la misma vivienda, una situación de algunas personas que no tienen hogar. “Pensamos que de esta forma vamos a ser más efectivos”, ha añadido Escrivá.

Prórroga hipotecaria y otras medidas covid

El paquete aprobado este martes también incluye medidas dirigidas a trabajadores por cuenta propia y personal sanitario. Por un lado, se va a facilitar el acceso de los autónomos a las prestaciones por covid, ya que se ha establecido una presunción de caída de ingresos para aquellos que tributan mediante estimación objetiva. Por el otro, se compatibiliza la pensión con el trabajo para facilitar la contratación de personal sanitario retirado y se reconoce la enfermedad profesional aquellos trabajadores sanitarios y sociosanitarios que se hayan contagiado en el ejercicio de su actividad.

La ministra de Hacienda y portavoz del Gobierno, María Jesús Montero, ha añadido que se amplía nueve meses la moratoria en el pago de hipotecas y créditos al consumo para los hogares más vulnerables, así como la devolución de préstamos para las empresas del turismo y del transporte con una caída de la facturación superior al 40% a causa de la pandemia. El plazo para solicitar esta moratoria se extiende hasta el próximo 30 de marzo. En el caso de las hipotecas y préstamos al consumo, se trata en realidad de una nueva moratoria, ya que no existía posibilidad de solicitarla desde el pasado 29 de septiembre. En esa fecha expiró la primera moratoria, aprobada en los inicios de la crisis sanitaria, que solo se aplicaba por un máximo de tres meses.

Según ha señalado Montero, en 2020 se concedieron casi 1,4 millones de moratorias de este tipo, a los que se suman casi 800.000 aplazamientos de los que pusieron en marcha las entidades financieras con convenios propios (en general más flexibles en requisitos, pero que no eliminan todo el pago sino solo el del principal, mientras que se siguen devolviendo intereses). Más limitado fue el impacto de las moratorias en empresas dedicadas a turismo o transporte, que conjuntamente sumaron unas 3.000 el año pasado.

Montero ha añadido que se consideran consumidores vulnerables a aquellos trabajadores en desempleo, a los autónomos con una caída de las ventas del 40%, a las unidades familiares con ingresos que no superen el límite de tres veces el IPREM (lo que equivale a 1.694,70 euros mensuales). También se incluyen los hogares en los que la cuota del préstamo hipotecario y los gastos básicos se comen al menos el 35% de los ingresos y cuando la carga hipotecaria se ha multiplicado por 1,3.

Archivado En:

Más información

Te puede interesar

Curso de inglés online

Lo más visto en...

Top 50