Opinión
i

El BCE en 2021

El eurobanco podría enfrentarse este año a una crisis inflacionaria si se unen un exceso de liquidez y el aumento del consumo, pero también a una crisis financiera si las empresas no se recuperan

Sede del Banco Central Europeo en Frankfurt, Alemania, en diciembre.
Sede del Banco Central Europeo en Frankfurt, Alemania, en diciembre.Ralph Orlowski / Reuters

La semana pasada, el Banco Central Europeo (BCE) reafirmó su compromiso de mantener toda la artillería monetaria y financiera hasta marzo de 2022 o hasta que la crisis termine. Contrasta esta determinación con los titubeos de la misma institución hace ahora diez años. Continuar con todo ese potencial de liquidez ayudará a estabilizar los mercados si vinieran mal dadas en los próximos meses, algo que puede ocurrir visto lo visto. No obst...