Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Argentina negocia con directivos del FMI en Nueva York el futuro de su deuda

El ministro de Hacienda, Martín Guzmán, delinea en un primer encuentro "los pasos a seguir" con los encargados del caso argentino

El ministro de Economía de Argentina, Martín Guzmán, durante una rueda de prensa celebrada en Buenos Aires en diciembre pasado.
El ministro de Economía de Argentina, Martín Guzmán, durante una rueda de prensa celebrada en Buenos Aires en diciembre pasado. Télam

Argentina ha empezado a hablar formalmente con el Fondo Monetario Internacional. El ministro de Hacienda, Martín Guzmán, se reunió este martes en Nueva York con funcionarios de la institución. Luis Cubeddu, jefe de la misión del FMI en Argentina, dijo que, "dentro de todo", el encuentro fue "bastante productivo" y empezaron a establecerse "los pasos a seguir".

Aunque el Gobierno de Buenos Aires fijó la fecha del 31 de mayo como límite para alcanzar un acuerdo con los acreedores públicos y privados, la renegociación de la deuda se encuentra aún en una fase muy preliminar. De hecho, aún no se ha decidido qué hacer con el préstamo de 57.000 millones concedido por el Fondo al Gobierno de Macri en septiembre de 2018. En agosto pasado, cuando el cuadro macroeconómico argentino quedó definitivamente descompuesto, el Fondo interrumpió los pagos. Argentina había recibido por entonces 44.000 millones. Poco después de ganar las elecciones, a finales de octubre, el entonces presidente electo Alberto Fernández declaró que cobrar los plazos restantes solo serviría para aumentar una deuda ya impagable y renunció a ellos.

Guzmán se reunió en el Consulado argentino de Nueva York con Cubeddu y con Julie Cozack, directora adjunta del Departamento para el Hemisferio Occidental. Luego se entrevistó con funcionarios del Tesoro estadounidense y emprendió viaje de regreso a Argentina, donde el problema de la deuda de la Provincia de Buenos Aires, un incómodo apéndice de la deuda total, parece complicarse por momentos. El gobernador provincial, Axel Kicillof, pide que el pago de los bonos que vencieron el pasado domingo por importe de 250 millones de dólares se aplace hasta el 1 de mayo, pero los acreedores se resisten. Para lograr el aplazamiento sería necesario que el 75% de ellos se mostraran de acuerdo. Hasta ahora, solo el 24% acepta. El límite se ha fijado para el 5 de febrero. El riesgo de un default provincial sigue ahí.

El 5 de febrero, precisamente, el ministro Martín Guzmán tiene previsto reunirse en Roma con la directora del FMI, Kristalina Georgieva, aprovechando un seminario sobre economía solidaria organizado en el Vaticano por la Pontificia Academia de Ciencias Sociales. También estará ahí Joseph Stiglitz, premio Nobel de Economía y antiguo profesor de Guzmán. Stiglitz parece oficiar como asesor extraoficial del gobierno argentino para la renegociación de la deuda.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información