LA CRISIS DEL CORONAVIRUS

La mitad de los solicitantes del ingreso mínimo vital no cumple los requisitos

El ministro Escrivá espera que el número de beneficiados, unos 90.000 hogares, se duplique en octubre

José Luis Escrivá, ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, este miércoles en el Congreso.
José Luis Escrivá, ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, este miércoles en el Congreso.JOSE LUIS ROCA / Europa Press

El ingreso mínimo vital, la red para los hogares más vulnerables, está sufriendo retrasos en su tramitación. Tanto que se han aireado diferencias incluso en el seno del Gobierno. De casi un millón de solicitudes, solo se les ha concedido a unos 90.000 hogares por el momento. “Tiene que llegar realmente a los que más lo necesitan, si no esto no funciona. El 50% o más de los solicitantes no tienen derecho a la prestación”, ha reconocido el ministro de Inclusión y Seguridad Social, José Luis Escrivá, este jueves.

El desglose de las cifras es el siguiente: hay casi un millón de peticiones, de las que se han resuelto 350.000 expedientes, un colapso que han denunciado en las últimas semanas los sindicatos. De estos casos, el ingreso se paga ya a unos 90.000 hogares; otros 160.000 solicitantes tienen que subsanar las solicitudes porque faltan datos y a unos 80.000 se les ha denegado por no cumplir los requisitos, según ha detallado Escrivá en una entrevista en Antena 3.

La controversia que se ha suscitado entre el ala socialista y el de Unidas Podemos del Gobierno de coalición viene por la demora en el estudio de las peticiones, así como por el bajo porcentaje de beneficiarios. Es decir, porque haya llegado a un número tan bajo de hogares hasta ahora. Pese a ello, el titular de Seguridad Social confía en que en octubre haya un “acelerón importante”.

Esto se va a conseguir, entre otras cosas, por los cambios aprobados en el Consejo de Ministros del pasado martes para agilizar los procedimientos. “Ahora se permite cruzar los datos con el padrón del INE”, ha recordado. Además, “el registro en una oficina de empleo que diga que está buscando trabajo activamente se podrá demostrar tras la petición”, ha explicado Escrivá. De esta forma, confía en un aumento significativo: “En un mes vamos a doblar el número de beneficiarios”, prevé el ministro.

Mientras continúa la espera para la mayoría de posibles hogares que reciban la ayuda, Escrivá ha querido recalcar que la prestación se aplicará de forma retroactiva desde junio. “Si tienen derecho al ingreso mínimo vital, todos los que presenten su solicitud hasta el 31 de diciembre lo cobrarán retroactivamente desde junio”, ha incidido.

Pese a las críticas desde la oposición e incluso desde dentro del propio Gobierno, el ministro ha defendido la gestión administrativa. Puede generar retrasos en la resolución de los expedientes, pero será clave para garantizar el futuro y la credibilidad de la ayuda. “Sería un error que por una precipitación o una gestión administrativa poco rigurosa el ingreso mínimo vital entrara en un problema de credibilidad general”, ha defendido.

Por otra parte, ha negado que las autonomías estén retirando prestaciones a beneficiarios que solicitan el ingreso mínimo vital y que finalmente les es denegado. “Nosotros semanalmente vamos informando a las comunidades autónomas cada semana de los expedientes que hemos resuelto favorablemente y, hasta ese momento, no se les da de baja de las rentas autonómicas”, ha asegurado.

Focalizar los ERTE

En la entrevista en Antena 3 ha hablado asimismo de los ERTE: “Quiero tranquilizar a todos los trabajadores afectados porque vamos a seguir protegiendo sus rentas y el tejido productivo de las empresas el tiempo que sea necesario”. La negociación prosigue este jueves y no ha querido detallar las negociaciones que se llevan a cabo en este momento.

Sí que ha explicado la postura del Gobierno, debido a la restricción presupuestaria existente: el Ejecutivo defiende que la ayuda sea más eficaz para proteger las actividades económicas que sigan más afectadas por la pandemia. “Necesitamos un nivel mayor de focalización. El esquema está funcionando muy bien, pero queremos evitar un café para todos. Queremos diferenciar porque no todos precisan del mismo nivel de apoyo”, ha sostenido Escrivá. Algo que no comparten del todo sindicatos y patronales.

También ha hablado del Pacto de Toledo, que está avanzando de forma notoria, según el titular de Seguridad Social: “Hay una serie de pactos prácticamente cerrados. Espero que haya acuerdo en las próximas semanas”.

Por último, sobre la posible baja laboral retribuida para padres con niños en cuarentena sin diagnóstico positivo de coronavirus ha dicho que se sigue trabajando en cómo llevarlo a cabo. “No lo descarto, pero hay distintas formas en las que se puede abordar”, ha zanjado el ministro de Inclusión y Seguridad Social.

Información sobre el coronavirus

- Aquí puede seguir la última hora sobre la evolución de la pandemia

- Así evoluciona la curva del coronavirus en España y en cada autonomía

- Preguntas y respuestas sobre el coronavirus

- Guía de actuación ante la enfermedad

- En caso de tener síntomas, estos son los teléfonos que se han habilitado en cada comunidad

- Pinche aquí para suscribirse a la newsletter diaria sobre la pandemia

Más información

Lo más visto en...

Top 50