La crisis del coronavirus

España sufre el mayor retroceso del PIB de la OCDE, solo por detrás del Reino Unido

La economía del conjunto del club sufre un descalabro histórico en el segundo trimestre y entra en recesión

Vistas de unas obras en Madrid.
Vistas de unas obras en Madrid.Chema Moya / EFE

El club de las economías avanzadas ha entrado oficialmente en recesión. La pandemia ha asestado un golpe sin precedentes al conjunto de países que conforman la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), con un retroceso del PIB del 9,8% en el segundo trimestre de 2020. Se trata del hundimiento más marcado desde que hay registros, mucho más acusado que la caída del 2,3% sufrida durante los primeros tres meses de 2009, el momento más duro de la crisis financiera. España, una vez más, tiene un lugar destacado en la estadística que publica este miércoles la OCDE: registra el mayor desplome del área, con un colapso del PIB del 18,48% en el segundo trimestre, solo superado por el Reino Unido, cuya economía se contrajo un 20,37% en el mismo periodo del año.

Lejos se han quedado los tiempos en que la mayor preocupación de analistas y Gobiernos era la ralentización de la economía. En el segundo trimestre de 2019, hace un año, el PIB del conjunto de la OCDE moderaba su crecimiento, pero seguía en tasas positivas (0,4%). 2020 se estrenó con un retroceso medio trimestral del 1,8%, efecto de las primeras medidas de confinamiento impuestas tras estallar la pandemia fuera de China.

La caída del segundo trimestre que adelanta este miércoles el organismo con sede en París confirma lo que ya estaba escrito: una intensa recesión ―dos trimestres seguidos en negativo― y un futuro que sigue incierto ante las dudas sobre la evolución de la pandemia.

El Reino Unido, España y México se han apuntado las mayores caídas entre abril y junio de este año, pero otras grandes economías del club han acusado desplomes de doble dígito. El PIB de Francia retrocedió un 13,8% en el segundo trimestre y el italiano un 12,4%, ambos por encima de la media de la OCDE. Por debajo ―aunque por poco― se quedan los resultados de Alemania, Estados Unidos y Japón, con hundimientos del 9,7%, 9,5% y 7,8% respectivamente. El PIB de la zona euro y el de la Unión Europea también sufrieron un fuerte descalabro, del 12,1% y del 11,7%, respectivamente.

En comparación con el segundo trimestre de 2019, el PIB del conjunto de los países miembros de la OCDE registró una contracción del 10,9%, que se suma a la caída interanual del 0,9% de los tres primeros meses del año.

España ya había sido el farolillo rojo de las previsiones de junio del Fondo Monetario Internacional: el organismo con sede en Washington lo situaba, junto con Italia, como el país desarrollado que acabaría más castigado por la pandemia en 2020, con una caída anual del PIB del 12,8%. El Instituto Nacional de Estadística (INE) ya había alertado de que la economía española sufrió un golpe del 5,2% en el primer trimestre, reflejo de tan solo dos semanas de confinamiento, al que siguió el histórico desplome del 18,5% entre abril y junio, marcando la entrada por segunda vez en recesión durante este siglo.

Más información

Lo más visto en...

Top 50