La crisis del coronavirus

El Ibex rompe la racha alcista pero cierra su mejor mes del año

Las previsiones del BCE lastran las Bolsas y el selectivo español pierde los 7.000 puntos

Vista general de la Bolsa de Madrid.
Vista general de la Bolsa de Madrid.Pablo Blazquez / Getty Images

El Ibex luchaba por una semana histórica y se ha quedado con su mejor mes del año. No es poco —abril se ha saldado con una subida del 2,02%, tras los números rojos de enero, febrero y marzo— en plena crisis del coronavirus, pero sí lo suficientemente frustrante como para corroborar, una vez más, que la remontada no va a ser fácil. La cascada de resultados empresariales negativos y datos económicos catastróficos ha acabado por arrastrar a las Bolsas continentales, que estuvieron toda la jornada perezosas, a la espera, como tantas veces, de la frescura del Banco Central Europeo. Pero Christine Lagarde —su presidenta— lanzó un jarro de agua demasiado fría con las previsiones para 2020: la economía de la zona euro se contraerá entre un 5% y un 12% en el año. Y las Bolsas se han dejado más de un 2% en la sesión.

Pese al chasco, el Ibex ha aguantado mejor que otros índices, al caer un 1,89% y cerrar en 6.922,3 puntos. Una vez más, los 7.000 han durado demasiado poco, incluso con el crecimiento semanal del 4,64%.

A diferencia de las jornadas anteriores, cuando estaba a la cabeza, la banca ha lastrado el índice, especialmente BBVA —que ha bajado un 5,5% tras haber cosechado los peores resultados de su historia en el primer trimestre—, Santander y Caixabank, cuyas cuentas tampoco han sido bien recibidas, pese a mantenerse en beneficios. Las entidades financieras han perdido buena parte de las espectaculares ganancias del miércoles, con la excepción de Sabadell, que ha crecido un 1,5% tras ganar 94 millones de euros en los primeros tres meses de 2020.

Los principales parqués europeos, también en plena temporada de resultados, han corrido peor suerte que la Bolsa de Madrid. Todos han caído más de un 2%, y Londres se ha desplomado un 3,5%, tras conocerse las abultadas cifras de muertos que permanecían ocultas en el Reino Unido.

Salvo algunas excepciones, como la británica, la normalidad está cada vez más cerca, con planes de desconfinamiento generalizados y un nuevo mínimo de muertos en España. Pero eso no ha sido suficiente para que las Bolsas pasasen por alto la complicadísima situación que afronta la economía global: Estados Unidos ha cortado en seco el mayor período de crecimiento desde que hay registros, el PIB de la zona euro ha caído un 3,8% en el primer trimestre, la economía española se ha desplomado como no lo había hecho en casi un siglo, la calificación de Italia se acerca ya al bono basura y la deflación asoma. En la víspera del Primero de Mayo, ese es el panorama.

La jornada de este jueves, última de la semana en la mayoría de los parqués por el festivo, demuestra que las bases de las ganancias de los últimos días no eran nada sólidas. “Es un rally basado en la esperanza en lugar de un rally basado en la evidencia”, resume a Reuters Anthony Doyle, de Fidelity Internacional. La cuestión es cuánto tiempo tardará en llegar esta última en forma de vacuna.

El petróleo sube

Al otro lado del charco, tampoco está siendo una buena sesión para la Bolsa de Nueva York, que baja más de un 1,5% pese a los buenos resultados de los gigantes tecnológicos en el primer trimestre. Wall Street pierde parte del significativo avance de la sesión anterior, y el efecto Gilead —la compañía farmacéutica anunció este miércoles que su medicamento remdesivir había conseguido una “mejora significativa” en los pacientes de coronavirus— se desvanece.

En este contexto negativo, el protagonista de las malas noticias durante las últimas semanas trae una buena. El petróleo vuelve a dar un respiro y se dispara por encima del 10%. Los futuros para junio del West Texas estadounidense continúan con su recuperación: en diez días han pasado de cotizar en negativo a hacerlo a 17 dólares, una cifra aún modesta, pero que representa crecimientos diarios de dos dígitos. En la misma línea, el barril de Brent, de referencia en Europa, ya supera los 25 dólares.

En el mercado de deuda, las primas de riesgo suben ligeramente, después de que el BCE no haya concretado nuevos estímulos en su reunión de este jueves, más allá de una rebaja del interés de los préstamos para la banca. El diferencial del bono español y el bono alemán a diez años vuelve a superar los 130 puntos básicos, mientras que el italiano asciende hasta los 235.

El euro, en cambio, sube con fuerza y se paga por encima de los 1,09 dólares.

Información sobre el coronavirus

- Aquí puede seguir la última hora sobre la evolución de la pandemia

- Así evoluciona la curva del coronavirus en España y en cada autonomía

- Preguntas y respuestas sobre el coronavirus

- Guía de actuación ante la enfermedad

- En caso de tener síntomas, estos son los teléfonos que se han habilitado en cada comunidad

- Pinche aquí para suscribirse a la newsletter diaria sobre la pandemia

Más información

Lo más visto en...

Top 50