El Congreso y la Casa Blanca acuerdan un nuevo paquete de ayudas a pequeñas empresas

Las medidas, dos semanas después del primer rescate, ascienden a 484.000 millones de dólares destinados a negocios y hospitales en Estados Unidos

El presidente Donald Trump durante una conferencia de prensa.
El presidente Donald Trump durante una conferencia de prensa.Alex Brandon / AP

El Congreso y la Casa Blanca han llegado a un acuerdo para poner en marcha un segundo plan de créditos a pequeñas empresas, así como financiación para hospitales, por valor de 484.000 millones de dólares. Está previsto que el Senado lo apruebe esta misma tarde –sin una votación formal, ya que los senadores se encuentran fuera de Washington por la pandemia y solo puede actuar por consenso– y que la Cámara de Representantes haga lo propio el jueves, dejándolo listo para la firma del presidente estadounidense.

El paquete, presentado por el Tesoro, es el segundo gran plan de estímulo después del aprobado hace solo unas semanas, que fue de un valor de más de dos trillones, un rescate sin precedentes. Este segundo incluye, según explicó en la CNN Steve Mnuchin, secretario el Tesoro, 350.000 millones de dólares para dotar dos programas de ayudas a las pequeñas empresas, 75.000 millones para los hospitales y 25.000 millones para pruebas de diagnóstico.

El último punto de fricción entre el Congreso y la Casa Blanca era la gestión de las pruebas de diagnóstico del coronavirus por parte del presidente. El plan incluye 25.000 millones para tests, y los demócratas querían que se incluyera en el plan la exigencia de que el Gobierno establezca una estrategia nacional sobre las pruebas. La Administración se resistía a realizar dicha estrategia, pues prefieren que los Estados lleven la iniciativa, pero los demócratas consideran crucial una estrategia nacional para contener la propagación del virus y para que los Estados puedan valorar el eventual levantamiento de las medidas de confinamiento. Según publica The New York Times, el acuerdo alcanzado este martes incluye el compromiso de la Administración de preparar una estrategia nacional de pruebas de diagnóstico.

La disputa sobre la estrategia de las pruebas refleja un conflicto más amplio y creciente, entre los gobernadores de los Estados, que acusan a la Administración federal de la escasez de tests, y el presidente y su equipo, que insisten en que se han realizado más pruebas que en ningún otro país.

En tan solo dos semanas quedó agotado el fondo de 250.000 millones de dólares previsto en el anterior paquete de rescate. Los datos de la semana pasada indicaban que empresas de la construcción y del sector fabril se habían beneficiado mucho más que la hostelería, con muchos más problemas en estas crisis.

El presidente insistía este mismo mediodía, a través de Twitter, en la urgencia de que el Congreso apruebe el nuevo plan. “Urjo al Senado y a la Cámara de Representantes a que aprueben el Programa de Protección de las Nóminas y la ley de Mejora de la Asistencia Sanitaria”, aseguraba Trump. “Después de que yo firme el proyecto de ley, empezaremos las discusiones sobre la próxima iniciativa legislativa, con alivios fiscales para Gobiernos locales y estatales por sus ingresos perdidos por la covid-19; muy necesarias inversiones en infraestructuras para puentes, túneles y banda ancha; incentivos fiscales para restaurantes, entretenimiento y deportes, y rebajas fiscales en las nóminas para aumentar el crecimiento económico”.

Información sobre el coronavirus

- Aquí puede seguir la última hora sobre la evolución de la pandemia

- El mapa del coronavirus: así crecen los casos día a día y país por país

- Preguntas y respuestas sobre el coronavirus

- Guía de actuación ante la enfermedad

- En caso de tener síntomas, estos son los teléfonos que se han habilitado en cada país de América Latina.

- Pinche aquí para suscribirse a la newsletter diaria sobre la pandemia

Archivado En:

Más información

Te puede interesar

EmagisterMÁSTER MÁS DEMANDADO

Lo más visto en...

Top 50