Crisis del coronavirus

Los sindicatos exigen al Gobierno que restrinja los despidos durante la crisis sanitaria

CC OO y UGT prevén que este mes se destruya un millón de empleos entre rescisiones de contratos y no renovaciones

El secretario general de CC.OO, Unai Sordo y el de UGT, Pepe Álvarez. En vídeo, declaraciones de ayer de Sordo. MARTA FERNÁNDEZ JARA

Las medidas que el Gobierno ha adoptado hasta ahora dan a las empresas vías rápidas para adaptarse a la situación y más atractivas que el despido de trabajadores, defienden UGT y CC OO. Pero las rescisiones de contratos y, sobre todo, la no renovación de temporales sigue siendo una vía de ajuste. Tanto que las centrales de trabajadores prevén que en marzo la afiliación a la Seguridad Social caiga en un millón de empleos, y eso sin contar los ERTE, que no tendrán reflejo en esa estadística ni en el registro de paro registrado. Por tanto, los líderes de CC OO, Unai Sordo, y UGT, Pepe Álvarez, han exigido al Gobierno que restrinja los despidos de forma temporal emulando el ejemplo de Italia, en una rueda de prensa conjunta este jueves.

“Hay que tomar medidas para que esa vía de agua se cierre”, ha defendido Sordo, “los ERTE son ventajosos. Los despidos ni siquiera tienen un sentido económico”. El sindicalista se refiere a varias de las medidas adoptadas por el Ejecutivo que permiten a las empresas agilizar la suspensión de empleo y ahorrarse el sueldo y las cotizaciones a la Seguridad Social cuando se alega fuerza mayor por la crisis del coronavirus.

A su lado, aunque a una distancia considerable, Álvarez explicaba por videoconferencia que ellos ya han planteado al Ejecutivo esta posibilidad en dos encuentros telemáticos, el último el del pasado lunes. “Estamos desilusionados y sorprendidos por la cantidad de despidos que está habiendo. Hemos tomado medidas para que las empresas no usen el despido y se está utilizando de manera permanente”, ha argumentado.

Los sindicalistas no piden una prohibición sin más. Ponen sobre la mesa tres opciones y que el Gobierno decida si recurre a una sola o combina varias. La primera es la moratoria de despidos por un tiempo. La segunda consiste en una vinculación entre el mantenimiento del empleo y el acceso a las ayudas a empresas que se están aprobando (créditos con avales, aplazamientos fiscales), yendo más allá de lo que ya hay que es una exoneración de cotizaciones cuando se aplican ERTE y no se reduce plantilla en seis meses. Y, por último, el incremento de indemnizaciones por despido. En este punto, han propuesto una compensación temporal de 45 días por año trabajado con un pago mínimo del salario mínimo interprofesional.

Los hundimientos de empleo e incrementos de paro que van a arrojar las estadísticas “no tienen precedentes”. Un ejemplo: el líder de CC OO ha apuntado que en marzo sus previsiones indican que la afiliación caerá en un millón de trabajadores por despidos y, sobre todo, por no renovaciones de contratos, que supondrán el 75%. También ha apuntado que los afectados por ERTE superarán “con mucho” el millón.

Esto lleva a UGT y CC OO a pedir que se “proteja a las personas”. De ahí que pidan la creación de una ayuda extraordinaria para todos los que han quedado fuera de las prestaciones extraordinarias que ha aprobado el Gobierno o va a aprobar. Defienden la creación “durante un tiempo limitado, de una prestación que permita que los ciudadanos que no tienen derecho a prestación no se queden sin nada. Esta es una situación nueva. La gente está en su casa, no puede buscar empleo ni salir a la calle”, ha defendido Álvarez, de UGT. La ayuda debería llegar, exponen, a colectivos como las empleadas domésticas que no estén dadas de alta en la Seguridad Social o a trabajadores temporales que pierdan su empleo y no tengan cotizado el tiempo necesario para percibir una prestación.

En su intervención, los sindicatos han vuelto a llamar la atención sobre los abusos en los ERTE y han reclamado que haya un control a posteriori de los que hayan hecho. Defienden los mecanismos que se pusieron en marcha la semana pasada para agilizarlos, pero piden que se eviten los abusos. A diferencia de lo que una hora antes había hecho el presidente de Cepyme, Gerardo Cuerva, ellos no defienden que las suspensiones de empleo sean automáticas. “Sí pedimos que se evalúe la causa a posteriori. No está en la misma situación una empresa que pierda la Semana Santa, que una empresa que puede diferir producción. No estamos de acuerdo con esos ERTE automáticos”, ha señalado Sordo.


Información sobre el coronavirus

- Aquí puede seguir la última hora sobre la evolución de la pandemia

- El mapa del coronavirus: así crecen los casos día a día y país por país

- Preguntas y respuestas sobre el coronavirus

- Guía de actuación ante la enfermedad

- En caso de tener síntomas, estos son los teléfonos que se han habilitado en cada comunidad

Se adhiere a los criterios de
Lo más visto en...Top 50