Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

La llegada de turistas baja por segundo verano seguido por la caída de alemanes y británicos

Julio y agosto cierran con un 0,92% menos de visitantes, aunque el gasto mantiene el tono con un aumento del 2,7%

turismo españa
Bañistas en la playa del Bogatell, en Barcelona, en junio.

Por segundo mes consecutivo, la llegada de turistas extranjeros se redujo en agosto. En total, visitaron España 10,1 millones de extranjeros, un 0,5% menos que en agosto de 2018, según ha publicado hoy el INE. Al igual que el año pasado, el número de visitantes se ha reducido en los dos meses fuertes del verano, indicativo de que la competencia de otros destinos mediterráneos araña clientes a las playas españolas. No obstante, en el acumulado del año las cifras aún están un 1,5% por encima de las del año pasado. Lo que se mantiene a un ritmo de aumento superior es el gasto: los turistas desembolsaron 11.764.5 millones de euros en viajar a España, un 2,66% más.

Que las playas españolas han recuperado la competencia de países como Egipto, Turquía, Túnez o Grecia, que ofrecen sol y playa a precios más competitivos que España, cuya oferta en este sentido se ha sofisticado en los últimos años, no es nuevo. Pero los datos del verano lo ponen de manifiesto con más intensidad que en otros meses. La llegada de extranjeros se redujo en julio (un 1,33%) y en agosto (un 0,53%), igual que pasó el año pasado (un 4,5% y un 1,89%, respectivamente). Así, estos dos meses de verano cierran con 20,01 millones de turistas, 187.000 menos que el año pasado (un 0,92% menos).

La reducción del número de veraneantes se debe en gran medida, como ya pasó el mes anterior, a la caída de las visitas de alemanes y británicos, los dos principales mercados emisores, que representan el 35% del total. Destaca especialmente el caso alemán: en agosto visitaron España 1,12 millones, un 10,7% menos que en agosto del año pasado. Más de 100.000 turistas menos. En el caso de los británicos, la caída es del 3,1%: 2,18 millones, 69.000 visitantes menos. Reino Unido ya presenta datos negativos en el acumulado del año, mientras que Alemania avanza un insignificante 0,05%.

Otra prueba de la menor demanda del sol y playa español es la caída de las llegadas en varias de las comunidades donde se concentra la oferta playera. Hubo menos visitantes extranjeros en Andalucía (1,4 millones, -1,93%), Baleares (2,2 millones, -1,76%), Canarias (1,04 millones, -5,29%) y Cataluña (2,36 millones, -3,06%). En cambio, ganaron turistas la Comunidad Valenciana (1,2 millones, 8,13% más), Madrid (541.890, +6,87%) y el resto (1,25 millones, +1,32%). En lo que va de año, Baleares y Canarias ya suman menos visitantes que el año pasado, un 0,2% y un 3,7%, respectivamente.

Pese a las bajadas veraniegas, en el acumulado del año han visitado España más turistas de lo que lo habían hecho el año pasado por estas fechas. Son casi 58,2 millones, un 1,48% más. Habrá que ver las cifras de septiembre, mes en el que se produjo la quiebra del turoperador británico Thomas Cook, y sus efectos posteriores, sobre todo en Canarias, para saber si este año habrá también récord de llegada de turistas, como en los seis años anteriores.

Por el momento, el Gobierno lo que celebra es el aumento del gasto turístico, que cabalga a mayor velocidad que las llegadas. En agosto, se alcanzaron los 11.764,5 millones de euros, un 2,7% más que un año antes, mientras el acumulado del año suma ya 64.124,33 millones, un 3,19% más. cabe destacar el robusto aumento del gasto medio diario por turista (un indicativo más fiable del dinero que se queda en el destino que el gasto total, que incluye por ejemplo los gastos de transporte). En agosto alcanzó los 146 euros, un 4,7% más que en agosto de 2018.

Así, la secretaria de Estado de Turismo, Isabel Oliver, ha mostrado en una nota su satisfacción por el hecho de que en agosto, "con un 0,5% menos de visitantes, el gasto ha aumentado un 2,7%", lo que en su opinión es "síntoma inequívoco de que está mejorando la rentabilidad del sector y con ello su capacidad competitiva”.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información