Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

España bate su récord de turistas extranjeros por sexto año seguido

Un total de 82,8 millones visitaron España en 2018, un millón más que en 2017

Turistas en el centro de Sevilla.
Turistas en el centro de Sevilla.

Por sexto año consecutivo, España recibió en 2018 un número récord de turistas extranjeros. El año pasado se cerró finalmente con 82,77 millones, un 1,1% más que el año anterior, según las cifras que ha publicado este viernes el INE. Aunque durante el año las cifras habían arrojado leves crecimientos e incluso algunos descensos, por la emergencia de otros destinos competidores y ciertas condiciones meteorológicas, el fuerte impulso del último trimestre, especialmente en diciembre, ha colocado de nuevo el número de llegadas en cifras nunca vistas. Mejor noticia dio el gasto de los turistas, que aumentó al triple de ritmo que las llegadas. Los visitantes gastaron 89.856 millones de euros en visitar España, un 3,3% más que en 2017. Es el octavo récord de gasto consecutivo.

España bate su récord de turistas extranjeros por sexto año seguido

Las cifras se acercan a la ecuación perfecta que busca el Gobierno y el sector turístico: que crezca el gasto sin que el número de visitantes se convierta en un problema por la saturación de destinos, que pueda ocasionar brotes de turismofobia o tensar demasiado los recursos públicos. El Ministerio de Industria, Comercio y Turismo destaca por ello el crecimiento del gasto y, particularmente, el gasto medio diario por turista, que ha subido un 7,4%, hasta 146 euros. Este dato se relaciona algo más con lo que el turista se deja en su estancia en España, puesto que el gasto total incluye lo que le cuesta, por ejemplo, el billete de avión, que paga en su país de origen. En el otro lado, es de señalar que la estancia media de los turistas se reduce a 7,4 días de media, por los 7,7 del año anterior.

Además de en una ralentización del crecimiento de las llegadas, —un 1,1% en 2018 frente a un 8,7% del año pasado—, la renacida competencia de otros países mediterráneos como Turquía, Túnez o Grecia se refleja en un recorte de los turistas de los dos principales mercados emisores: Reino Unido y Alemania. En 2018, visitaron España 11,4 millones de alemanes, un 4,1% menos, mientras que el número de británicos descendió un 1,6%, hasta 18,5 millones. Aún así, sigue siendo el principal caladero para el sector español, con el 22,3% de la demanda. También se redujo la afluencia de turistas nórdicos, un 0,7%, hasta 5,7 millones.

Estos descensos se vieron compensados por los crecimientos de los ciudadanos de otros países, más interesantes desde el punto de vista del gasto. Por ejemplo, creció un 11,8% el número de turistas estadounidenses, hasta rozar los tres millones en el conjunto del año. También registraron crecimientos destacados las llegadas de chinos (26%, hasta 649.000), de japoneses (24%, hasta 550.000, brasileños (19,5%, hasta 558.000) o rusos (un 6,3%, hasta 1,2 millones). En general, los turistas americanos o asiáticos gastan más que los europeos, en parte porque el viaje es más caro, pero no solo. Por ejemplo, un turista británico gasta de media en su viaje 972 euros, 127 diarios, mientras que un visitante chino gasta 273 al día (2.563 euros de media en la estancia); uno japonés, 423 diarios (2.161 en el viaje) y un estadounidense 259 al día (1.776 en la estancia).

España bate su récord de turistas extranjeros por sexto año seguido

Impulso en el cuarto trimestre

La cifra récord de llegadas de final de año se ha conseguido en buena medida por el robusto crecimiento experimentado al final del año. Hasta septiembre, el número de turistas se había reducido ligerísimamente respecto al año pasado, merced a las caídas registradas en julio y agosto, los meses más fuertes, que dejaron un verano sin récord por primera vez en siete años. Sin embargo, se vio un fuerte estirón en el último trimestre, con crecimientos del 5% en octubre, del 3,6% en noviembre y del 9,7% en diciembre respecto a los mismos meses de 2017. Así, el último trimestre sumó 16,5 millones de turistas, frente a los 15,6 del año pasado.

Uno de los factores que contribuyó a ese empujón de última hora fue la situación en Cataluña. El año pasado, el cuarto trimestre fue nefasto para el sector, que perdió 229.000 visitantes en esos tres meses respecto al año anterior, con caídas de hasta el 14% en diciembre. Buena parte de la culpa la tuvo la inestabilidad política y callejera derivada del órdago soberanista tras el referéndum ilegal del 1-O. Sin embargo, este año la comunidad recupera parte del terreno perdido. Al cabo el año, apenas gana 5.000 visitantes, repite los 19,1 millones del año pasado, pero en el último trimestre gana un 11,3%, sumando 3,6 millones. Esa mayor afluencia se notó también en el gasto turístico en la región, que sumó 3.673,5 millones, un 13,4% más.

En el conjunto del año, todas las comunidades autónomas ganaron turistas, excepto Canarias, que perdió un 3,25%, hasta quedarse en 13,7 millones. El descenso del número de británicos y alemanes se ha dejado sentir especialmente en las islas, tanto las Canarias como las Baleares, que apenas ganan un 0,47%, hasta 13,8 millones —es la primera vez que superan a las canarias al cierre del año—. En el resto de regiones, destaca el crecimiento de la comunidad de Madrid, que supera por primera vez los 7 millones de turistas, un 6,3% más.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información