Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El turismo se recupera en Cataluña un año después del 1-O, pero solo por los extranjeros

Las pernoctaciones hoteleras de no residentes crecen un 21% en la región, frente a un 0,67% de las de españoles

Dos turistas toman fotos de Barcelona desde Montjuic.
Dos turistas toman fotos de Barcelona desde Montjuic.

Los hoteles españoles registraron en noviembre 18,2 millones de pernoctaciones, un 4% más que el mismo mes del año pasado. En un mes que contó con el puente de Todos los Santos y, en Madrid, con el de la Almudena, el crecimiento se sostiene, en gran parte, por los viajes de los españoles, que aumentaron sus pernoctaciones un 6,1%, frente a un 2,7% de los extranjeros. Sin embargo, en Cataluña fue al contrario. Un año después del referéndum ilegal del 1-O y de la declaración unilateral de independencia del 27-O, la región ha recuperado el terreno perdido por la efervescencia soberanista, pero solo gracias a los extranjeros, que aumentaron un 21% sus pernoctaciones, mientras que las de españoles se mantuvieron estancadas.

Según la Encuesta de Coyuntura Hotelera que este viernes publica el INE, los hoteles catalanes registraron casi 2,5 millones de pernoctaciones en noviembre. La cifra es un 14,3% superior a la de noviembre de 2017, en plena vorágine soberanista tras el referéndum ilegal del primero de octubre y la Declaración Unilaterial de Independencia del día 27, la aplicación del artículo 155 de la Constitución y la convocatoria de elecciones, todo regado con movilizaciones, manifestaciones y huelgas. La inestabilidad costó entonces a la comunidad un retroceso en la llegada de turistas (-3%) y en las pernoctaciones (-6,6%) respecto al mismo mes de 2016.

El mes pasado, en cambio, Cataluña recuperó el terreno perdido hace un año. A falta de conocer la cifra de llegada de turistas, las pernoctaciones superaron incluso las cifras de hace dos años. En total, los hoteles catalanes registraron casi 2,5 millones de pernoctaciones, más de 300.000 noches más que hace un año, un crecimiento del 14,3%.

Sin embargo, no fueron los residentes en España los que contribuyeron a este aumento. El crecimiento se sostiene casi exclusivamente por los extranjeros, que hicieron 1,75 millones de noches en los hoteles catalanes, un 21,2% más que en noviembre de 2017. Incluso la cifra es muy superior a la registrada en noviembre de 2016 (1,56 millones). Mientras, las pernoctaciones hoteleras de los residentes en España apenas variaron de las registradas el año pasado. Han pasado de 734.000 a 739.000, un 0,67% más. El año pasado, el descenso fue del 4,6% respecto a 2016.

Barcelona, paradigma

El caso de Barcelona, epicentro de la inestabilidad independentista y destino de ocho de cada diez pernoctaciones, es paradigmático. La provincia ha recuperado 250.000 noches respecto al año pasado (un crecimiento del 14,9%), hasta 1,97 millones de pernoctaciones. Sin embargo, las de los residentes en España cayeron de nuevo este noviembre (422.000 este año frente a 454.000 hace doce meses). En cambio, los no residentes hicieron 1,54 millones de noches, un 22,8% más. En las otras tres provincias catalanas, las pernoctaciones de españoles registraron ligeros aumentos.

Si descendemos al nivel municipal, la ciudad de Barcelona registró un total de 1,52 millones de pernoctaciones, un 20% más en total. De nuevo, solo gracias a los extranjeros, que durmieron un 26,3% más de noches en los hoteles de la ciudad, mientras que las de los residentes en España descendieron un 6,2%. Contactado por este periódico, el gremio de hoteleros de Barcelona declinó comentar los datos.

La recuperación también se notó en la ocupación. A nivel nacional, en noviembre estuvieron ocupadas el 51,5% de las plazas, un punto porcentual más que el año pasado en el mismo mes. En Cataluña, la ocupación se situó en el 47,7%, seis puntos más que el año pasado y en un nivel más parecido al de noviembre de 2016, cuando se alcanzó el 45,3%. De nuevo, el salto fue especialmente relevante en Barcelona.

También creció de forma rotunda la tarifa media diaria de los hoteles catalanes, que alcanzó los 95,6 euros, un 9,5% más que hace un año, mientras que la media nacional se quedó en 82 euros, un 3,3% más. Más relevante resulta el dato de ingreso por habitación disponible (RevPAR), que relaciona el precio de la habitación con la ocupación. El dato creció un 22% en Cataluña el pasado noviembre con respecto al anterior, hasta 57,4 euros, mientras en el conjunto de España creció solo un 5,2%, hasta rozar los 50 euros.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información