Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

EE UU modera el crecimiento en el segundo trimestre

Es el último indicador económico relevante antes del esperado recorte de tipos de interés por parte de la Reserva Federal

EE UU
Un agente bursátil en el parqué de Wall Street AFP

El ritmo del crecimiento en Estados Unidos se moderó en el segundo trimestre a una tasa anualizada del 2,1%. Es un rendimiento de la economía un punto porcentual inferior al del arranque del año aunque es tres décimas mejor lo esperado. Algunos componentes reflejan el efecto de la guerra arancelaria. Se trata del último indicador relevante antes de la reunión de la Reserva Federal, en la que se espera reduzca los tipos de interés por primera vez desde la crisis financiera.

Los economistas suelen consideran una tasa de crecimiento del 2% aceptable, próxima al potencial. El consenso de mercado anticipaba un 1,8%. La primera lectura estaría así más en línea con el 2,5% reportado durante los últimos tres meses de 2018. El repunte en el primero se explicó en buena parte por el alza de los inventarios. El Fondo Monetario Internacional proyectó esta semana que se cerrará el año en el 2,3%.

El detalle muestra una clara dicotomía en el crecimiento. El consumo privado, que representa dos tercios del crecimiento, resiste y se expandió a un ritmo del 4,3%. Es mucho mejor que la anémica ganancia inferior al 1% en los tres primeros meses del año. Pero las compañías están reduciendo las inversiones, que cayeron cerca de un 1% tras subir más de un 4% en el trimestre precedente, lo que podría ser reflejo del debilitamiento de la economía global y la guerra arancelaria.

El déficit comercial se amplió en el segundo trimestre tras caer en el primero. Eso tuvo también un efecto lastre en el crecimiento. Las exportaciones cayeron un 5,2%. Las importaciones, entre tanto, se mantuvieron pese a la política proteccionista del presidente Donald Trump. Este componente muestra que la demanda del consumidor es alta por productos que llegan del exterior. La inversión en el sector inmobiliario cayó un 1,5%.

Mirando a la Fed

El mercado, entretanto, demanda una rebaja de tipos como garantía para sostener el crecimiento. La Fed anunciará su decisión el miércoles. El recorte se da por hecho, aunque por los datos y los resultados indique que no es necesario un rescate. La cuestión es si será de un cuarto de punto o de medio. Las intervenciones de los miembros del banco central tendían hasta ahora más hacia una acción menos agresiva, con la posibilidad de un nuevo recorte en septiembre o diciembre.

El precio del dinero está estancado en EE UU en una banda entre el 2,25% y el 2,5% desde diciembre. Una acción más agresiva, sin embargo, le permitiría influir en la curva de los tipos en los bonos . En esa hipótesis, tampoco tendría necesidad de recortar de nuevo más adelante y podría mantener la estrategia de paciencia. El componente de inflación del dato de PIB muestra que subieron cuatro décimas en el trimestre.

Los indicadores económicos del tercer trimestre publicados hasta ahora están siendo, sin embargo, mejores de lo esperado. Es el caso del empleo y del comercio minorista. Jerome Powell, el presidente de la Fed, hizo mención en todo caso a los factores externos que pueden afectar al crecimiento. Mario Draghi, su igual en el Banco Central Europeo, dejó la puerta abierta este jueves a nuevos recortes.

El Gobierno ajustó en paralelo los datos de crecimiento desde 2014. La expansión para 2018 queda en el 2,9%, ligeramente por debajo del objetivo del 3% que prometió Donald Trump. El presidente de EE UU está criticando a la Fed por haber llevado la subida de tipos de interés demasiado rápido y demasiado rápido. El crecimiento medio para el periodo desde 2013 a 2018 fue del 2,5%.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >