Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Granjas de cerdos de última generación

Icpor ha promovido un centenar de explotaciones bajo criterios de sostenibilidad, bienestar animal y respeto del territorio

Una de las granjas de Icpor en Castilla-La Mancha.
Una de las granjas de Icpor en Castilla-La Mancha.

En la última década el número de explotaciones de porcino se ha reducido un 14% pasando de casi 100.000 a poco más de 86.000 granjas. Sin embargo, frente a una masiva reducción de granjas familiares y de pequeñas y medianas explotaciones, las grandes con capacidad legal de albergar hasta 7.000 cerdos en cebadero y de 2.685 madres pasaron de 1.500 a 2033, con un aumento del 13,5%. Las mismas suponen solo el 2,5%, pero significan más del 40% en el volumen de toda la producción de porcino español.

Cefusa, del grupo ElPozo, Inga Food, de Nutreco y Grupo Costa son los líderes en la producción de porcino. En ese grupo de cabeza ha irrumpido la sociedad ICPOR, constituida hace solamente seis años al 50% entre dos socios, la empresa cárnica Incarlopsa, proveedora de Mercadona y la entidad soriana Copiso Sociedad Cooperativa que en solo esos años ha pasado a sacrificar 500.000 cerdos blancos y más de 50.000 ibéricos con una facturación ya cercana a los 90 millones de euros. El grupo ha sido en este periodo uno de los principales impulsores de grandes explotaciones hasta operar hoy en conjunto con un centenar de grandes granjas de las que más del 65% tienen instalaciones de última generación en base a tres modelos, uno de granjas por el sistema de integración donde el ganadero recibe un dinero por ceder las instalaciones y poner su trabajo, un segundo mixto y un tercero de granjas propias del que hay en marcha dos proyectos en las localidades conquenses de Almendros y Zarzuela que se sumarían a la explotación de cría de madres en Cubo de la Solana en Soria donde invirtió 6,3 millones de euros.

La empresa destina algo más del 2% de su facturación a la inversión en I+D+i

Icpor, por la cercanía de las instalaciones de la firma cárnica Incarlopsa en Tarancón, desarrolla su actividad fundamentalmente en Castilla-La Mancha, y especialmente en Cuenca, aunque tiene también presencia importante en otras zonas, como Soria, Teruel, Valencia, Zamora o Salamanca. “Las granjas que promovemos”, señala el gerente Julián Redondo, “incorporan los sistemas de gestión avanzada en el porcino con el control permanente de los animales y de las condiciones medioambientales de las instalaciones, con soluciones para racionalizar el consumo de agua y de energía, minimizando su impacto ambiental, con un diseño que permita su integración en el entorno con herramientas innovadoras para tener un entorno seguro e inoloro con gestión responsable de los purines”.

En esta línea, antes de acometer la construcción de una instalación, se analiza minuciosamente el suelo, para que cumpla las condiciones sobre distancia a núcleos urbanos, incorporación de balsas de hormigón para destino de purines totalmente impermeabilizadas con capacidad para almacenamiento de seis meses y un sistema de gestión individualizada según la situación de cada granja.

Inversión de 150 millones

Icpor ha puesto en marcha un plan de inversiones de 150 millones de euros hasta 2023 para aplicar en su mayor parte en Castilla-La Mancha, especialmente en Cuenca, donde construirá en Montalbo una fábrica de piensos con una inversión de 15 millones de euros para producir 250.000 toneladas.

La empresa destina algo más del 2% de su facturación a la I+D+i en diferentes direcciones. Una primera está enfocada a una alimentación de precisión en el engorde en los cebaderos que se hace desde el centro de Velilla, en Soria, donde se analiza lo que come el animal cada día para lograr la máxima eficiencia y la posibilidad de minimizar vía piensos la eliminación de los nutrientes a través de los purines reduciendo la carga medioambiental. En la granja del grupo en Cubo de la Solana, donde hay 2.685 madres, el grupo realiza los trabajos de investigación sobre las crías y en Segovia se investiga en genética.

 

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >