Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Netflix roza los 150 millones de abonados en todo el mundo, un 25% más que hace un año

Apple y Disney acaban de presentar plataformas rivales que pueden cambiar la dinámica competitiva en el negocio del 'streaming'

Logo de la plataforma streaming Netflix
Logo de la plataforma streaming Netflix AFP

Tras la irrupción de Apple y Disney, la carrera por ser la principal fuente de entretenimiento se hace cada vez más competida. Pero la atención se dirige inevitablemente hacia Netflix, el pionero en la distribución de contenido digital. Los cerca de 150 millones de abonados que tiene la plataforma de streaming le generaron unos ingresos de 4.520 millones de dólares en el primer trimestre del año, un 22% más que en el mismo periodo de 2018. El beneficio creció a un ritmo exactamente igual, hasta alcanzar los 344 millones.

Antes de publicarse los resultados, los analistas de Deutsche Bank afirmaban en una nota a inversores que Netflix se está convirtiendo, cada vez, más en una “necesidad cultural” por todo el mundo. Y con este argumento justificó que elevara el precio objetivo a 400 dólares la acción. Este martes, los títulos cerraron la sesión en 355 dólares, tras apreciarse un 30% en lo que va de año.

Al margen de la televisión de pago —que pierde cuota de audiencia—, no hay otra plataforma que tenga aún el alcance de Netflix. No es solo una atracción para el consumidor que busca contenido original, también es un imán para el talento. Es una carrera en la que acaba de entrar Apple y Disney tras años preparándose para dar el salto, mientras Amazon, Hulu y HBO refuerzan las inversiones.

El número de abonados es un 25% más alto que hace un año. Del total, 60 millones corresponden al mercado estadounidense. La plataforma acaba de anunciar un incremento en el precio de la suscripción. Disney+ busca pegarle un primer bocado ofreciendo su servicio a 69 dólares al año cuando lo lance en noviembre, aunque para ganar cuota lo hará a costa de perder dinero.

En el primer trimestre sumó 9,6 millones de usuarios a escala global, por encima de los 8,1 millones que dio de guía. Sin embargo, la proyección es que en el segundo trimestre se modere a cinco millones. Reed Hastings, su consejero delegado, dice en todo caso que no espera que los nuevos entrantes afecten a su crecimiento porque hay espacio para competir y su producto es diferente.

Producciones locales

“La buena competencia te hace mejor”, comentó en la presentación de los resultados Reed Hastings. El consejero delegado insistió en las producciones “auténticamente locales” como punto diferenciador de Netflix. Eso, añadió Ted Sarandos, hace que la historia viaje mejor por el mundo. Pero como dice el fundador, su principal rival es en este momento el vídeo juego Fortnite.

Apple y Disney cuentan con una cantidad ingente de liquidez para dotarse de contenido original. En el caso de Disney, además, no tiene que gastar tanto como Netflix porque ya tiene los estudios. Eso podría cambiar la dinámica del negocio a partir de ahora. El reto, por tanto, para Netflix a partir de ahora es demostrar a los inversores que puede seguir haciendo crecer su base de usuarios.

Hulu, por su parte, acaba de comprar a AT&T la participación del 9,5% con la que se hizo al fusionarse con el conglomerado Time Warner. Disney, a su vez, se hizo con el control mayoritario (60%) de la plataforma streaming al adquirir los estudios 21st Century Fox. El otro propietario es la compañía de cable Comcast (30%), que controla también el grupo de medios NBC Universal.

La plataforma Hulu cuenta con 25 millones de abonados y opera solo en EE UU. Está valorada actualmente en 15.000 millones de dólares. El paquete de programas que ofrece es mucho más reducido al del cable y su principal competidor es YouTube. Lo que está por ver es si este cambio de dinámica acaba concentrando la propiedad en manos de Disney, para vincularla a su servicio.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >