Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Seguridad Social puntualiza que denegó el coeficiente reductor a las rederas “por cuestiones de forma”

El director general asegura que no se cuestiona la penosidad del trabajo y anima al colectivo a presentar nueva solicitud

Un grupo de rederas trabaja en el puerto de Hondarribia.
Un grupo de rederas trabaja en el puerto de Hondarribia.

La Seguridad Social ha reaccionado a la denuncia realizada por las rederas gallegas sobre la denegación del coeficiente reductor que supondría el adelanto de su jubilación. La negativa se produjo pese a acreditar las trabajadoras las condiciones de penosidad de su oficio, realizado a la intemperie y con el peso de enormes redes húmedas sobre sus cuerpos, lo que aseguran que les provoca constantes tendinitis, lesiones en el codo y en el túnel carpiano, vértigos, cefaleas, alergias e infecciones oculares.

Este colectivo profesional advertía hace unos días que el Ministerio de Trabajo les negaba ese derecho a anticipar la jubilación —que sí ha concedido a secretarios de cofradías, pese a estar en oficinas o a policías, aunque solo recojan denuncias en una ventanilla— apelando a la "falta de acreditación de los elevados incrementos en las tasas de siniestrabilidad, morbilidad y mortalidad".

El director general de ordenación de la Seguridad Social, Francisco Borja Suárez, ha remitido ahora una carta a la presidenta de la Federación Galega de Redeiras Artesás O Peirao, Verónica Veres, en la que le explica que la desestimación del procedimiento “se debe exclusivamente a cuestiones de forma” y la anima a volver a presentar la solicitud.

No se pretende en absoluto rechazar la existencia de riesgos ni cuestionar la penosidad, peligrosidad, toxicidad e insalubridad del trabajo de las rederas”, destaca el director general de Ordenación de la Seguridad Social en su escrito. No obstante, precisa que las rederas deben acreditar “de manera indiciaria” la conexión entre las condiciones penosas y los accidentes de trabajo y enfermedades profesionales para que su petición prospere.

Junto a ello, puntualiza que es “imprescindible” que la petición, que en este caso presentó la federación, se realice conjuntamente por organizaciones empresariales y sindicales para que las solicitantes tengan la “legitimación necesaria” .

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >