Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Lyft, el rival más potente de Uber, se estrena en Wall Street con una fuerte subida

El servicio de transporte alternativo al taxi arranca la cotización con una subida del 20% en medio de una gran expectación

La sede del Nasdaq luciendo el símbolo de Lytf
La sede del Nasdaq luciendo el símbolo de Lytf REUTERS

La economía compartida llega a Wall Street pisando a fondo el gas con el estreno bursátil de Lyft, el gran rival de Uber en el mercado de Estados Unidos. El servicio alternativo al taxi recauda 2.300 millones de dólares con una oferta pública que puede servir también de antesala para otras tecnológicas que se prepara para dar el salto al parque neoyorquino como Pinterest, Airbnb, o Slack. Subió un 21% en el primer intercambio aunque se moderó al 12%.

Lyft coloca 32 millones de acciones en el Nasdaq. El precio de salida se fijó en 72 dólares la unidad, en la parte alta de la banda de referencia. La demanda era alta. A ese valor tenía una capitalización bursátil de partida de 23.000 millones, mayor que la de American Airlines y once veces sus ingresos. Uber tiene previsto cotizar en las próximas semanas, con 120.000 millones de valoración.

Warren Buffett siempre aconseja al inversor corriente no comprar en el momento de la oferta compañías que generan tanta atención como Lyft. Su negocio, además, elevó las pérdidas un 32% el último año, a 911 millones. Es cerca de la mitad de lo que ingresó en 2018 y también de lo que recauda con la operación. Otra cosa, como dice Buffett, es si demuestra que puede ser rentable.

Lyft de momento crece con solidez. Duplicó su cifra de negocio durante el último año, hasta los 2.200 millones. Si lo que se toma como referencia es el dinero bruto que generaron las reservas que se hacen a través de su aplicación, se elevaron un 78%. El estreno le va a servir para ganar visibilidad y dotarse de efectivo para expandirse, ya que su plataforma es más limitada que la de Uber.

Más concentrada

El negocio de Lyft se concentra principalmente en EE UU, donde controla cerca del 40% del mercado. Hace dos años no llegaba al 20%. También opera en Canadá desde 2017. Ofrece, además, servicios de bicicleta y patinetes compartidos. Pero la propia compañía admite que parte de su crecimiento se debe a una campaña de promoción muy agresiva para dar a conocer la marca.

Los resultados muestran que esa estrategia para ganar cuota de mercado es costosa para el decacornio, como se llama a las compañías que llegan al parqué con más de 10.000 millones de valoración. Aunque Lyft y Uber ofrecen un servicio similar a través de sus aplicaciones para compartir coches con conductor, su perfil de negocio es diferente. Uber es global y más diversificada.

Y como hizo la semana pasada Levi Strauss en su retorno, los inversores no podrán influir en las decisiones. La estructura de voto se concentra para preservar el poder de sus fundadores, Logan Green y John Zimmer. Crearon la compañía en 2007 bajo el nombre Bounder Web, que se cambió a Zimride un año después. La marca definitiva del bigote rosa se implantó en 2012.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >