Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Dia despide al consejero delegado, ultima su refinanciación y admite que su patrimonio neto es negativo

Antonio Coto, que ha ocupado el cargo apenas cuatro meses, será sustituido por Borja de la Cierva al frente del consejo, en el que entra Jaime García Legaz

dia supermercados
Clientes en una tienda Dia.

Por segunda vez en apenas cuatro meses, la cadena de supermercados Dia cambia de jefe. La profunda crisis que atraviesa la empresa, que la ha colocado en situación de patrimonio neto negativo, se ha cobrado este viernes la cabeza de Antonio Coto, que había sustituido en agosto a Ricardo Currás, según ha informado la empresa mediante un hecho relevante remitido a la CNMV. Borja de la Cierva le sustituirá al frente del consejo, en el que entran Jaime García Legaz, expresidente de Aena, y Miguel Ángel Iglesias Peinado. La empresa informa también de que está a punto de cerrar con la banca acreedora un acuerdo para refinanciar su deuda en el que se contempla una línea de liquidez de 200 millones para seguir operando y una ampliación de capital por 600 millones. Además, revisa sus cuentas y admite que, fruto del deterioro de algunos activos, está en patrimonio neto negativo. La cadena, cuya cotización ha estado suspendida, ha regresado al parqué con una subida de más del 10%.

En el hecho relevante, la empresa hace casi un repaso de la crisis que atraviesa, la mayor de su historia, que ha puesto en peligro incluso su supervivencia. En primer lugar, asegura que "existe un entendimiento", solo pendiente de firma, con los acreedores para refinanciar la deuda, que supera los 1.400 millones de euros, hasta mayo de 2019. Ese acuerdo contempla una línea de "nueva liquidez" por 200 millones para hacer frente a las operaciones cotidianas y la aprobación por parte de los accionistas de una ampliación de capital de 600 millones de euros, anunciada hace unos días. Además, deja en suspenso los covenants (compromisos adquiridos con los bancos relativos a la deuda). Confirma, además, que pone a la venta la cadena de perfumerías Clarel (1.271 tiendas) y los 35 hipermercados para mayoristas Max Descuento, "que no forman parte de su negocio principal", como otra vía de conseguir ingresos.

Los rumores sobre un supuesto acuerdo ya casi cerrado con la banca comenzaron la tarde de ayer y, de hecho, los títulos se dispararon al final de la sesión del jueves, marcando una subida del 22% (en un día negativo para la Bolsa en general), hasta los 0,44 euros por acción, tras una escalada que comenzó a las 15.30 horas. La empresa, pese a este tirón, acumula en lo que va de año una caída del 90% en el mercado. Su capitalización total en Bolsa es ahora de solo 269,7 millones de euros.

En segundo lugar, la empresa admite que su deuda creciente y ciertos activos no bien contabilizados la han colocado en situación de patrimonio neto negativo. A esta situación llega tras haber realizado unos tests de deterioro sobre algunos activos. Estas pruebas han arrojado un resultado negativo de 110 millones de euros (47 en el fondo de comercio y 63 en el inmovilizado material). En todo caso, se trata de una cifra provisional a fecha de 30 de septiembre, por lo que Dia tendrá que calcularla definitivamente a 31 de diciembre para provisionarla en las cuentas anuales. Además, la empresa admite un deterioro de 184 millones en impuestos diferidos que también habrá que provisionar. "La dotación de las referidas provisiones resultará en un patrimonio neto negativo al cierre del ejercicio 2018", admite Dia, afirmando que revertirá esa situación con la ampliación de capital. A 30 de junio, el patrimonio neto de Dia ascendía a 190 millones. Pese a todo ello y a otras revisiones, mantiene que, a cierre de 2018, su resultado operativo ascenderá a entre 350 y 400 millones.

Finalmente, Dia da cuenta de la remodelación de la cúpula. Antonio Coto, que accedió al puesto de consejero delegado a finales de agosto en sustitución de Currás, ha sido "cesado" apenas cuatro meses después. Su puesto lo ocupará ahora Borja de la Cierva, antiguo directivo de Inditex y El Corte Inglés. Además, entra en el consejo Jaime García Legaz, ex secretario de Estado de Comercio que presidió durante un breve periodo Aena, cuyo nombre había sonado estas semanas como presidente (este cargo no es ejecutivo en Dia y actualmente lo ocupa Richard Golding).

Ambos entran en el consejo en sustitución de Karl-Heinz Holland y Sergio Dias, representantes del fondo LetterOne, el máximo accionista de la empresa con una participación del 29% y propiedad del magnate ruso Mijaíl Fridman, que abandonaron el consejo hace unos días por desavenencias con el plan de salvamento diseñado por Coto y sus directivos. Sus renuncias se sumaron a la del presidente, Stephan DuCharme, también representante de LetterOne, que afirmó que iba a "trabajar desde fuera" en el plan de salvamento de la empresa.

La cadena de supermercados ha vivido un año más que turbulento. Las primeras señales claras de la crisis empezaron a asomar en febrero. Fridman se acababa de hacer con el 25% de los títulos cuando la empresa presentó sus resultados de 2017: ganó un 37% menos por la caída de ventas en España. Los resultados hasta marzo fueron todavía peores. Desde entonces ha ido cuesta abajo, lo que le costó el puesto a Currás. Fridman elevó su participación al 29% y la empresa se recuperó en Bolsa, ante la perspectiva de una posible opa. Sin embargo, en octubre la sociedad anunció que reducía su previsión de resultados de 2018. Y el varapalo en el parqué fue de récord: bajó el 42,2% en un día. Las caídas se han sucedido desde entonces, agudizadas después de que las agencias de calificación rebajaran su nota a la de bono basura. El deterioro bursátil y financiero costó a Dia su puesto en el Ibex, del que salió definitivamente la semana pasada.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información