Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Correos pacta con los sindicatos crear 11.200 empleos fijos y evita la huelga esta Navidad

La empresa pública acuerda un plan hasta 2020 por el que convertirá temporales en indefinidos, convocará nuevas plazas y mejorará los salarios

Una furgoneta de Correos sale de la Ciudad de la Justicia de Valencia.
Una furgoneta de Correos sale de la Ciudad de la Justicia de Valencia.

Correos, la empresa pública postal, ha alcanzó este miércoles un acuerdo con las principales organizaciones sindicales, CC OO, UGT, CSIF y Sindicato Libre, que representan a la mayoría de los más de 51.000 trabajadores de la plantilla, para mejorar las condiciones laborales hasta el año 2020. La empresa pública logra así desactivar la huelga convocada por las centrales sindicales en plena Navidad. El acuerdo pasa por la creación de 11.200 puestos de trabajo fijos, entre nuevas plazas y conversión de empleos temporales en indefinidos, y una subida salarial de cerca del 9% en el periodo 2018-2020.

Tras meses de negociación, con amenazas de paros y huelgas, Correos y los sindicatos sellaron este miércoles un acuerdo con el que se refuerza y se estabiliza la plantilla de la empresa postal, dependiente de la SEPI [el conglomerado público que controla las participaciones industriales del Estado].

El acuerdo evita las jornadas de huelga que los sindicatos habían convocado para mañana y el próximo miércoles, coincidiendo con la época de mayor actividad de envíos de la operadora pública en plena Navidad.

Además de la creación de 4.574 plazas totalmente nuevas, el pacto consiste básicamente en extender a la plantilla de Correos los dos últimos acuerdos alcanzados entre el Gobierno y los funcionarios de la Administración General del Estado. Unos acuerdos firmados bajo el anterior Gobierno de Rajoy y que consisten en un plan para reducir la temporalidad al 8% y una senda de mejoras salariales hasta 2020, para recuperar parte del poder adquisitivo perdido en la crisis.

Correos se ha comprometido a crear en total 11.200 empleos fijos. Por una parte, creará las plazas permitidas por la tasa de reposición. Es decir, las que autoriza el Gobierno central para suplir a los que se jubilan. Así se llegarán cerca de 3.500 puestos de trabajo, que se convocarán a través de dos ofertas de empleo público: la de 2017, que aún está sin resolver, con 1.870 plazas y la de 2018, con 1.612 puestos. A estas se les sumarán alrededor de otras 3.000 plazas de reposición que se crearán en las convocatorias de 2019 y 2020.

Cubrir las jubilaciones

El Ejecutivo fija la tasa de reposición en los Presupuestos del Estado de cada año. Empezó a hacerlo al principio de la crisis, cuando solo permitía una contratación por cada jubilación. Fue una de las medidas estrellas del ajuste del PP. Y provocó una merma de las plantillas de administraciones, organismos y empresas públicas. Con la recuperación económica, el Gobierno ha vuelto a abrir la mano y permite recuperar todos los puestos que causan baja.

Dentro del acuerdo entre Correos y sindicatos se incluyen otras 4.574 plazas nuevas, que servirán para consolidar el empleo temporal o incorporar a trabajadores nuevos, siempre adicionales a las convocatorias ya previstas. Del total de 11.200 puestos de trabajo fijo que Correos se ha comprometido a crear, cerca de 4.000 saldrán ya en 2019, ya que hay que convocar las plazas pendientes de 2017, 2018 y las del año que arranca.

Correos extiende además a su plantilla las mejoras salariales derivadas del acuerdo para la mejora del empleo público, suscrito por el anterior Gobierno de Rajoy y los sindicatos en el ámbito de la Administración General del Estado. Esto supone un incremento salarial de casi el 9% entre 2018 y 2020. La subida de sueldo se repartiría de la siguiente forma: Una subida del 1,75% en 2018, que se pagaría con carácter retroactivo en la nómina de febrero. En 2019, el incremento retributivo será del 2,5% y del 3% como máximo en 2020, aunque dependerá de la evolución del PIB, porque hay una parte variable ligada a la evolución de la economía, como ocurre con el resto de funcionarios.

El presidente de Correos, Juan Manuel Serrano
El presidente de Correos, Juan Manuel Serrano Europa Press

Recuperar derechos perdidos en la crisis

El pacto alcanzado entre Correos y las principales centrales sindicales servirá para recuperar algunos de los derechos perdidos durante los años de crisis y estabilizar la plantilla, aquejada de una alta temporalidad tras los sucesivos ajustes. CC OO explica que el acuerdo supone rebajar la temporalidad del 35% actual al 8% hasta 2020, así como mejoras en las condiciones laborales, un programa de jubilaciones parciales con contrato de relevo para renovar la plantilla. UGT cree que, además de esas mejoras, lo fundamental es que se ha conseguido restaurar algunos derechos perdidos en la crisis. Desde CSIF precisan que otro punto del acuerdo es la adecuación de la jornada de los sábados, que pasará a tener carácter voluntario y una mejora del plus que perciben los empleados que los cubren. En concreto, según UGT, la retribución del sábado será de 7,75 euros la hora.

También habrá medidas para mejorar la gestión del ciclo del empleo, introducir agilidad en el funcionamiento de las bolsas de trabajo y evitar la rotación excesiva del personal. Además, el acuerdo detalla iniciativas dirigidas a promover la carrera y el desarrollo profesional de los trabajadores, con oferta de plazas para promoción interna y otras medidas que se implementarán en 2019. Todas las centrales atribuyen el acuerdo a la presión por la convocatoria de huelga de esta Navidad.

El presidente de la empresa postal, Juan Manuel Serrano, señaló que el conflicto con los trabajadores era "una cuestión heredada" y que en su opinión se ha resuelto "satisfactoriamente". El ministro de Fomento, José Luis Ábalos, remachó: "Nos tenemos que congratular de que la dirección de Correos haya conseguido este éxito que beneficia a los 53.000 trabajadores de la compañía y supone dotarse de un marco de estabilidad y ventajas para este colectivo".

"Para Correos, este acuerdo, fruto del esfuerzo negociador y de la voluntad real de alcanzar un consenso entre todas las partes, supone un hito en la mejora del marco del empleo en la empresa y le permitirá dotarse de los recursos necesarios para encarar con éxito los retos estratégicos del futuro", señala la empresa. "Las medidas salariales acordadas benefician al personal funcionario y laboral y repercutirán en conceptos retributivos fijos y variables correspondientes a los años 2018-2020, quedando algunos de ellos supeditados a la evolución del PIB y al cumplimiento del objetivo de estabilidad presupuestaria".

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información