Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Fomento bajará un 30% el peaje de las nueve autopistas rescatadas a partir del 15 de enero

La medida afecta a las cuatro radiales de Madrid: la Madrid-Toledo, la que une la capital con el aeropuerto de Barajas, la Ocaña-La Roda, la Cartagena-Vera y la Circunvalación de Alicante

La radial 3, a su paso por Vicálvaro, Madrid. Ampliar foto
La radial 3, a su paso por Vicálvaro, Madrid.

El ministro de Fomento, José Luis Ábalos, ha anunciado este martes que el peaje de las nueve autopistas rescatadas y gestionadas por el Estado desde principios de este año bajará en un 30% de media a partir del 15 de enero de 2019. El objetivo, subrayó el socialista durante su intervención en el foro El Ágora organizado por el diario elEconomista, es que “el tráfico inducido permita aumentar los ingresos” necesarios para mantener estas vías. “Hay infraestructuras en este país que se pagan para el uso y que nadie disfruta”, lamentó.

Las autopistas señaladas por el titular de Fomento son las cuatro radiales de Madrid: la Madrid-Toledo, la que une la capital con el aeropuerto de Barajas, la Ocaña-La Roda, la Cartagena-Vera y la Circunvalación de Alicante. Estas carreteras de pago quebraron durante la crisis por falta de tráfico y el Ministerio de Fomento las rescató a comienzos de este año. Desde entonces las gestiona a través de su sociedad pública Seittsa.

Como reflejo, el peaje de estas autopistas no se verá afectado por la subida media del 1,67% que se aplicará a partir del 1 de enero en el resto de carreteras de pago de la red estatal, un alza anual automática que el Gobierno y el sector concesional pactaron en 2002. “No abaratamos, simplemente tratamos de aumentar los ingresos promocionando el uso”, recalcó Ábalos, antes de mencionar la necesidad de implicar al sector privado en el sistema de inversión en infraestructuras, pero sin detallar de qué manera.

El titular de Fomento insistió en que los contratos para desarrollar el Plan de Inversión Extraordinaria en Carreteras (PIC), proyecto lanzado por el anterior Gobierno y valorado en 5.000 millones de euros, tenían deficiencias que están retrasando su arranque. “No cumplía la Ley de Contratos y todas las actuaciones iban a computar a deuda pública. Tenía un alto coste financiero y un aplazamiento de la carga a muchos años (...). Muchos proyectos anunciados no estaban maduros”, dijo Ábalos, quien señaló que los proyectos que sí sean viables se llevarán adelante, como el correspondiente a Murcia, y que en dos o tres meses se podría llegar a una “gran licitación de carreteras” de hasta 2.500 millones de llegar a un acuerdo.

Ábalos volvió a repetir que Fomento todavía no tiene calculada la factura que las arcas públicas tendrán que asumir por el rescate de las vías quebradas. Insistió en que hay que “cuantificar bien” y aseguró que los 1.800 millones calculados por el anterior Gobierno ya están contabilizados a efectos del déficit. Las empresas que eran titulares de las carreteras y los fondos que se quedaron con la deuda elevan esta cifra hasta los 5.000 millones de euros, y el ministerio tiene hasta mediados de enero para hacer sus cálculos.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información