Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El pesimismo se apodera de las Bolsas y el Ibex cae un 2,75% en su peor jornada del año

Los mercados europeos viven una jornada de fuertes bajadas por la incertidumbre y el pulso comercial entre EE UU y China

En la Bolsa española hoy se trabajaba. El Día de la Constitución no era festivo entre los inversores y la sesión no ha sido precisamente una fiesta. El principal selectivo de la Bolsa española, el Ibex 35, ha caído el 2,75% este jueves, en su peor jornada del año y con la mayor bajada desde octubre de 2017. Entre las plazas europeas se ha extendido el pesimismo. Todas se han teñido de un rojo oscuro, que se acrecentó cuando Wall Street también abrió con pérdidas ante el miedo a que la guerra comercial con China se recrudezca. Tampoco la detención en Canadá de la hija del fundador del gigante de la electrónica chino Huawei ha contribuido a calmar las aguas. Las plazas de Fráncfort, Londres, París y Milán perdieron más del 3%.

El pesimismo se apodera de las Bolsas y el Ibex cae un 2,75% en su peor jornada del año
EFE

La Bolsa española no ha sido ni mucho menos una excepción: entre las plazas europeas se ha extendido el pesimismo y todas se tiñen hoy de un rojo más oscuro que el del selectivo español. El Eurostoxx cae el 3,3%; Fráncfort, casi el 3,5%; Londres, el 3,58%; París más del 3,3% y Milán por encima del 3,5%. También Wall Street ha llegado a sufrir potentes bajadas en su sesión, de más del 2%. Aunque con el paso de la jornada en Estados Unidos han mejorado la situación, que en el caso del Dow Jones han quedado en el 0,32% y en el del Nasdaq 100 ha acabado en positivo.

La incertidumbre se extiende en varios frentes. En la Unión Europea, el horizonte del Brexit sigue sin estar despejado y no está claro que Theresa May logre el apoyo del Parlamento para la salida pactada de la UE. En Francia, el Gobierno de Emmanuel Macron se enfrenta a la crisis de los chalecos amarillos, las fuertes protestas de grupos contrarios a sus políticas que le han obligado a recular en la subida de las tasas de los carburantes. Y fuera del Viejo Continente, las cosas tampoco andan más calmadas. El pulso entre China y Estados Unidos no afloja: ahora suma al cóctel de desencuentros la detención por parte de Canadá —a petición de EE UU— de Meng Wanzhou, hija del fundador de Huawei e importante ejecutiva en la empresa china, un gigante de la telefonía móvil.

Los mercados tratan de buscar señales definitivas de que el ciclo económico de bonanza se acaba y en el mercado de bonos estadounidense parecen atisbar algunas pistas: la rentabilidad de los bonos a corto plazo (dos años) empieza a ser superior a la de los bonos a medio plazo (cinco años). Y el diferencial entre los bonos a dos años y a diez años se ha estrechado a su mínimo en más de una década. Eso, en tiempos pasado, era una especie de señal clara de que la recesión podía rondar la economía. Los analistas, sin embargo, piden prudencia porque las cifras de PIB y desempleo estadounidenses son todavía sólidas.

El pesimismo se apodera de las Bolsas y el Ibex cae un 2,75% en su peor jornada del año

En España, el Ibex 35 vivió su jornada más aciaga del 2018. Todo el día las bajadas rondaban el 2%. Pero con la apertura en rojo de Wall Street, se aceleraron. En los últimos compases de la sesión incluso llegaron a superar el 3%. Al final se ha quedado en el 2,75%, hasta los 8.764 puntos, el peor batacazo del año y el mayor desde octubre de 2017. En lo que va de año el Ibex se ha dejado ya un 12,74% de su valor. Este jueves prácticamente todos los valores han sufrido pérdidas, liderados por la cadena de supermercados Dia, que se ha desplomado más del 9,3%. Le han seguido Cie, Arcelor, Repsol, ACS y CaixaBank, todos con caídas de más del 4%. Los bancos se apuntan todos bajadas de más del 3%. Y las empresas de infraestructuras y las turísticas también sufren pérdidas.

El 2018 arrojará un balance agrio para los inversores europeos. El tropezón se suma a un ejercicio de pocas alegrías: el Eurostoxx 50 acumula una bajada en 2018 de más de 13%; en Fráncfort supera el 16%; en Milán, el 14,7%; en Londres, el 12,8% y en París, la mejor parada entre las grandes, es superior al 10%.

La OPEP y Wall Street marcan el ritmo

Todos los mercados miraban hoy hacia dos lugares clave: Viena y Nueva York.

En Viena se reúnen los países que conforman la OPEP, el cártel de países exportadores de petróleo. Tienen que decidir si pactan un recorte en la producción y exportación para frenar la caída del crudo, que ha pasado de costar más de 85 dólares en febrero a cerca de 60 dólares ahora. Arabia Saudí defiende el recorte, a pesar de que Estados Unidos, su gran aliado occidental, prefiere que se mantengan los precios moderados actuales. En todo caso, la OPEP esperará finalmente a mañana para tener una decisión definitiva sobre el recorte, ya que al encuentro de este viernes acudirán otros productores que son aliados (no socios) del grupo, en especial, Rusia.

En Nueva York el protagonista es Wall Street. También ha abierto su sesión con caídas de más del 1% y se han ido acelerando por encima del 2% conforme avanzaba la sesión. Este mercado estuvo ayer miércoles  cerrado por luto nacional, pero el martes había terminado con una fuerte caída de cerca del 3%. Se vio golpeado por el enfriamiento de la aparente tregua comercial que China y Estados Unidos habían escenificado en el G20. Todo hacía temer que este jueves los inversores volvieran a dar la espalda a la Bolsa ante los constantes signos de más enfrentamiento entre las dos potencias. Así ha sido: ha abierto con pérdidas de cerca del 1,5% en el Dow Jones y del 1,3% en el S&P500. y a media sesión allí, estaban en el entorno del 2%, con la excepción del Nasdaq, que aguantaba el tipo con bajadas más leves. Conforme ha transcurrido la jornada, la situación se ha mejorado.

Tensión entre China y Estados Unidos

La última señal de desencuentro en el pulso China-EE UU trascendió anoche: la hija del fundador de Huawei, una importante ejecutiva del popular fabricante de móviles chinos, ha sido detenida en Canadá, a petición de Estados Unidos que exige su extradición. Al parecer, se le acusa de haberse saltado el embargo impuesto a Irán y haber comerciado con este país. China ha exigido su inmediata liberación.

Además, poco antes de la apertura, Estados Unidos publicó sus datos sobre comercio exterior. El déficit comercial aumentó un 1,7% en octubre hasta los 55.500 millones de dólares. Las importaciones crecieron el 0,2% hasta un nuevo récord; las exportaciones registraron un descenso del 0,1%. Es el mayor déficit comercial de EE UU registrado en un mes de octubre desde 2008. Y es que, a pesar de la guerra comercial de Donald Trump, el comercio con China alcanzó un déficit histórico de 43.100 millones de dólares.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información