Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Alemania compensará a los propietarios de coches diésel que incumplan la nueva normativa

El Gobierno evitará prohibir la circulación de los vehículos más contaminantes y ofrecerá alternativas a sus dueños

Emisiones de un motor diésel en Essen, Alemania
Emisiones de un motor diésel en Essen, Alemania AP

Al menos unos 1,4 millones de conductores de coches diésel contaminantes amenazados por la prohibición de conducir en varias ciudades de Alemania comenzaron a respirar más tranquilos este martes. El Gobierno alemán ha aprobado un paquete de medidas que incluye primas para cambiar coches solo en las ciudades más contaminadas del país. Después de una reunión que ha durado más de seis horas y que ha culminado en la madrugada de este martes, el Gobierno ha logrado pactar un paquete de medidas para evitar que se prohíba circular a los vehículos diésel más contaminantes o que dará una alternativa a sus dueños si eso no es posible.

El ministro de Transporte, el socialcristiano bávaro Andreas Scheuer, presenta las nuevas regulaciones del diésel este martes en Berlín.
El ministro de Transporte, el socialcristiano bávaro Andreas Scheuer, presenta las nuevas regulaciones del diésel este martes en Berlín. EFE

Las medidas están dirigidas a los coches diésel que cumplen las normas euro 4 y euro 5, que entraron en vigor en 2005 y 2009, respectivamente, pero que no podrían circular en las zonas restringidas de 14 grandes ciudades con los límites de emisiones contaminantes que estas urbes establecen o van a establecer. El nuevo reglamento aprobado por el Gobierno alemán incluye un nuevo valor límite para las emisiones de los coches Euro 4 y Euro 5, que podrán circular en zonas con prohibiciones de circulación si emiten menos de 270 miligramos de dióxido de nitrógeno por kilómetro. Hasta ahora, el límite para los vehículos Euro 5 es de 180 miligramos. Si el coche en cuestión no cae por debajo de este valor, los propietarios del vehículo deben recibir dos ofertas alternativas:

Descuentos para otro coche. Para aquellos que no cumplan esta condición, la primera oferta incluye descuentos para la adquisición de un nuevo vehículo. Los fabricantes alemanes se han comprometido a ofrecer a los propietarios de vehículos diésel Euro 4 y Euro 5 un programa de intercambio "con primas o descuentos de conversión atractivos", que pueden variar entre 6.000 y 10.000 euros. Volkswagen ha anunciado que dará ayudas de hasta 5.000 euros para que los dueños de vehículos diésel cambien de coche. A diferencia de la mayoría de las campañas de descuentos anteriores, estas bonificaciones se aplicarán ahora también a los vehículos usados.

Sistemas de reajuste. Como alternativa también se ofrecerá una intervención en los componentes mecánicos o electrónicos del vehículo (hardware)  para que este no contamine por encima del límite establecido. Según el Gobierno federal "se espera que el fabricante de automóviles en cuestión asuma los costes, incluidos los de instalación". Los fabricantes OPEL y BMW ya han señalado que rechazan actualizar estos componentes. 

Según la ministra de Medio Ambiente, Svenja Schulze, solo podrán optar a un reajuste técnico de su vehículo o a bonificaciones aquellos usuarios que residan dentro de estas 14 ciudades o en su entorno inmediato. “Los costes no deben recaer ni en los conductores ni financiarse con dinero público”, dijo la ministra durante una rueda de prensa en la que también participó el ministro de Transporte Andreas Scheuer, que se ha mostrado satisfecho con el acuerdo, pero ha señalado que aún subsistían diferencias con la industria con respecto a la actualización de los componentes.

El Grupo BMW ha anunciado este martes que todos los propietarios de un vehículo BMW y Mini diésel Euro 4 o Euro 5 podrán optar a una prima de cambio de 6.000 euros si compran o alquilan un nuevo vehículo. "Con la prima de medioambiental del Grupo BMW estamos creando incentivos adicionales para mejorar aún más la calidad del aire en las regiones urbanas definidas por el gobierno alemán como particularmente contaminadas con óxido de nitrógeno, al mismo tiempo que garantizamos la movilidad de nuestros clientes", ha afirmado Harald Krüger, Presidente del Consejo de Administración de BMW AG.

En una primera reacción a las medidas acordadas por el Gobierno, la organización Deutsche Umwelthilfe (DUH) -que jugó un papel decisivo en la conducción de los juicios de prohibición- criticó el concepto como una "solución doble cero" y acusó al gobierno de someterse a los caprichos a la industria automovilística. “La prima de cambio no incluye a los vehículos nuevos limpios y los fabricantes no se han comprometido a asumir los costes de la modernización del hardware”, dijo Jürgen Resch, presidente de DUH.

El año pasado 65 ciudades alemanas superaron el valor límite de 40 microgramos de dióxido de nitrógeno por metro cúbico de aire, frente a los 90 en 2016. Las 14 ciudades que están "particularmente contaminadas" Múnich, Stuttgart, Colonia, Reutlingen, Düren, Hamburgo, Limburgo, Düsseldorf, Kiel, Heilbronn, Backnang, Darmstadt, Bochum y Ludwigsburg. Un documento de trabajo del Gobierno alemán abre la puerta a que Fráncfort o Berlín se sumen a la lista.

Más información