Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Bruselas descarta que McDonald’s recibiera trato de favor de Luxemburgo

La Comisión atribuye a un "desajuste" legislativo que la cadena no tributara ni un solo euro en el país

McDonald´s en Alemania
Fachada de un restaurante McDonald's en Miami. getty / AFP

Bruselas vigila con lupa a las grandes corporaciones para evitar que evadan el pago de impuestos desplazando sus beneficios a otras jurisdicciones o aprovechándose se tratos ventajosos. Sin embargo, la Comisión Europea ha dado carpetazo a la investigación que abrió hace tres años por supuestas ayudas de estado de Luxemburgo a  McDonald’s, que no abonaba el impuesto de sociedades por los cánones de sus restaurantes en la Unión Europea, Ucrania y Rusia desde 2009. La comisaria de Competencia, Margrethe Vestager, ha asegurado que esa situación, que considera igualmente “injusta”, se produjo por un "desajuste” sobre las leyes fiscales de Luxemburgo y Estados Unidos, por lo que no existió “trato especial” alguno. Vestager ha añadido, además, que el Parlamento de Luxemburgo está discutiendo una legislación para que esa situación no vuelva a producirse.

La Comisión Europea puso en marcha la investigación sobre el Gran Ducado tras constatar que entre 2009 y 2015 el gigante de la cómida rápida no había abonado ni un euro en las arcas públicas de ese país pese a haber obtenido beneficios millonarios por los cánones que pagan las franquicias ubicadas en la Unión Europea, Rusia y Ucrania por usar su marca y servicios. Bruselas puso en marcha una investigación cuyos resultados ha presentado este miércoles Vestager. El ejecutivo comunitario finalmente ha concluido que, en este caso, Luxemburgo no dio trato de favor a la compañía, sino que se produjo a "desajustes" en la interpretación de los tratados de doble imposición entre Luxemburgo y Estados Unidos. El resultado de ese malentendido fue que McDonald’s no tributó por sociedades en ninguna de ambas jurisdicciones.

Según ha explicado la Comisión, la filial europea de MacDonal’s que se encargaba de gestionar esos cánones tenía a su vez dos ramas, una en Suiza y otra en Estados Unidos. La compañía llegó a un pacto fiscal ventajoso en 2009 con el gobierno del país no abonar el impuesto de sociedades por el acuerdo con Estados Unidos, que trata de evitar que una empresa tribute dos veces por el mismo concepto. El resultado fue que la empresa no pagaba esa tasa, puesto que para Luxemburgo su presencia fiscal estaba en Estados Unidos, mientras que en su país de origen la filial europea ni existía.

Luxemburgo cambiará la ley

Luxemburgo le reclamó que demostrara que abonaba estos impuestos en Estados Unidos o en Suiza, pero al cabo de unos meses levantó esa demanda tras aceptar una segunda interpretación de McDonald’s del acuerdo de doble imposición. Y ello dio pie a la investigación de la Comision. El resultado: el acuerdo de doble imposición no se aplicó para que dar a la compañía un tato de favor. “Nuestra investigación en profundidad ha demostrado que la razón para la doble no imposición en este caso es un desajuste entre las leyes fiscales de Luxemburgo y de Estados Unidos y no se debe a un trato especial”, ha sostenido Vestager, quien aun así ha lamentado que la situación acabara en que el gigante norteamericano no pagó impuestos en ningún país. “Esto no debería ocurrir desde un punto de vista de la neutralidad impositiva”, ha añadido.

Vestager ha añadido que el gobierno de Luxemburgo presentó el 19 de junio de 2018 un proyecto de ley para enmendar el código impositivo y evitar casos similares en el futuro. Además, se ha congratulado con el resultado de investigaciones anteriores, como la que concluyó que Irlanda concedió beneficios fiscales indebidos a Apple, lo cual permitió recuperr 14.300 millones de euros.

Más información