Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El turismo crecerá menos que el PIB por primera vez desde 2009, según el sector

Exceltur prevé un frenazo en la llegada de viajeros internacionales, aunque el gasto total subirá

El turismo español parece haber tocado techo en la llegada de viajeros. Así lo indican las previsiones del ministerio y del sector, que ven como la llegada de visitantes se ha estancado y solo crece un 1,96% hasta mayo, según el INE. Esta desaceleración ha hecho que Exceltur, el lobby turístico, rebaje siete décimas su previsión de crecimiento económico: la sitúa en un 2,6% para 2018, una décima menos de lo que está previsto que crezca la economía española, algo que no se daba desde 2009.

José Luis Zoreda, vicepresidente de Exceltur, este viernes en Madrid durante la rueda de prensa.
José Luis Zoreda, vicepresidente de Exceltur, este viernes en Madrid durante la rueda de prensa. EFE

Si se cumple esta previsión, el turismo se situará en la media. Esto no se daba desde 2009, en plena crisis, cuando el PIB español perdió un 3,6%, mientras el turismo caía un 5,6%. Desde entonces, siempre ha crecido en torno a un punto porcentual más que el PIB. Exceltur justifica la corrección por la debilidad de la demanda interna, la previsión de un crecimiento más moderado de los principales mercados del turismo español (Reino Unido, Alemania y Francia) y la fortaleza de países competidores. “Esperábamos que Turquía y Egipto se recuperasen, pero no a unas tasas del 30% y el 40% respectivamente”, explicó este viernes José Luis Zoreda, vicepresidente de Exceltur, en el informe de valoración empresarial del segundo trimestre de 2018.

Pese a la desaceleración del sector, los empresarios siguen siendo optimistas. Ya no se crece a las tasas registradas en los últimos años, pero hasta mayo han llegado 28,5 millones de visitantes internacionales, casi un 2% más que el año anterior. Pero lo que dispara el optimismo es la evolución del gasto turístico total, que crece al doble que el número de viajeros. Según Exceltur, los ingresos subieron un 4,7% en el segundo trimestre del año. Un dato en línea con el registrado por el INE hasta mayo (4,1%). Y las expectativas son favorables. Según la encuesta del sector, seis de cada diez empresarios esperan que los ingresos crezcan o se mantengan respecto a lo facturado en el verano de 2017.

“Hay una desaceleración de la demanda extranjera, pero el mix de visitantes está cambiando. Cada vez vienen más turistas de países que gastan más”, aseguró el vicepresidente del lobby turístico. Estos visitantes con mayor desembolso llegan principalmente de Estados Unidos, Rusia, Latinoamérica, países nórdicos y Países Bajos. Todos crecen en número de viajeros y cuentan con un gasto medio diario —sin contar el transporte— por encima de los 100 euros, mientras que la media se queda en 97,80 euros según Exceltur. “Esta es la clave para el futuro del sector. No podemos ir a más volumen con precios bajos. Tenemos que ganar en rentabilidad”, insistió Zoreda.

La desaceleración registrada en el segundo trimestre en el turismo, según el lobby, también se sintió en la demanda interna. La bajada del consumo de los españoles se debe, en parte, a unas condiciones climatológicas atípicas, justificaron. A esto hay que añadir el efecto negativo de los pisos turísticos. “Los españoles han empezado a usarlo más. Calculamos que su uso ha crecido un 32,5%”, afirmó Óscar Perelli, director de Estudios de la organización.

“No asumo que en el turismo haya explotación laboral”

Los responsables de Exceltur también fueron cuestionados este viernes por el programa contra la explotación laboral que prepara el Gobierno de Pedro Sánchez. En este plan se incluyen actuaciones especiales sobre el sector hotelero, especialmente por la situación que denuncian las kellys (las camareras de pisos) o la externalización de la seguridad privada. El lobby turístico se desmarcó de estas prácticas y negó que se den de forma generalizada en el sector. “Somos conscientes de que existe una situación que se puede mejorar, como ocurre en todos los ámbitos económicos, pero no se puede generalizar. No comparto la idea de que solo generemos empleo precario. Todo lo contrario”, trató de zanjar José Luis Zoreda, vicepresidente de Exceltur.

Pese a ello, el lobby turístico reconoció que hay cosas que mejorar. “Vamos a trabajar para que no se den este tipo de prácticas en ningún caso. Pero no asumo que haya explotación laboral en el turismo”, insistió Zoreda.

Más información