Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los empleados de Ryanair convocan huelga para el 25 y 26 de julio en España, Portugal, Italia y Bélgica

Los sindicatos de los tripulantes de cabina reclaman a la compañía que respete los derechos laborales de cada país en que opera en vez de aplicar en todos la legislación irlandesa

Un Boeing 737-800 de Ryanair en el aeropuerto de Lisboa, el pasado 24 de abril. En vídeo, una representante sindical explica los motivos de los paros.

Los sindicatos que representan a los tripulantes de cabina (TCP) de la aerolínea irlandesa Ryanair han anunciado este jueves la convocatoria de una huelga los próximos días 25 y 26 de julio en España, Portugal, Italia y Bélgica. Los trabajadores reclaman a la compañía de bajo coste, entre otras cosas, que respete los derechos laborales de cada país en el que opera y que reconozca a los representantes elegidos por cada organización para negociar un convenio colectivo. Es decir, que la empresa deje de aplicar en todos los territorios la legislación laboral irlandesa y adapte sus condiciones laborales al marco de cada país donde Ryanair vuela.

Ya el pasado mayo los sindicatos de los TCP de Ryanair de España, Portugal, Italia y Bélgica amenazaron con una macrohuelga en verano si la compañía no respetaba la legislación de cada país y se abría a negociar un convenio colectivo. Los representantes sindicales aseguraron entonces que a pesar de que la mayoría de la plantilla de tripulantes de cabina está contratada por agencias de trabajo temporal, la empresa pretende dejar fuera de cualquier negociación a esos TCP, "lo que supone una clara discriminación hacia los trabajadores que hacen el mismo trabajo en los mismos aviones y los mismos vuelos que los contratados por la propia empresa, pero en peores condiciones", según señaló entonces Ernesto Iglesias, de USO Sector Aéreo. En España, por ley, todos los trabajadores contratados a través de ETT deben tener las mismas condiciones laborales que los contratados directamente por cualquier empresa.

Los paros han sido convocados por los sindicatos de personal de cabina españoles USO y Sitcpla, el portugués SNVPAC, el italiano UILTRASPORTI y el belga CNE-LBC y tendrán lugar en los cuatro países el 25 de julio, mientras que el 26 serán en Portugal, España y Bélgica. En España están llamados a la huelga más de 1.800 tripulantes de cabina, y en los cuatro países más de 4.000.

La disparidad de las acciones responde a que cada uno de los paros deberá ceñirse a la legislación de cada uno de esos cuatro países implicados, según han explicado los convocantes en rueda de prensa en Bruselas. No obstante, desde la Federación Europea de los Trabajadores de los Transportes respaldaron el movimiento y subrayaron que "por primera vez es una huelga coordinada entre varios países" donde opera esa aerolínea de bajo coste que en 2017 realizó más de 2.000 vuelos diarios y desplazó a 129 millones de pasajeros. 

"Reclamamos el derecho de los trabajadores a elegir a quienes quieren que les representen en la compañía, aplicación de la legislación nacional y acabar con el conglomerado patológico de empresas temporales que trabajan solo para Ryanair y están en el mismo edificio", ha dicho a la agencia Efe la presidenta del sindicato español SITCPLA, Monique Duthiers. 

Los representantes sindicales llevan tiempo denunciando que, pese a las declaraciones de la compañía con motivo de la presentación de las cuentas anuales de que existen considerables avances en la negociación con los TCP, las negociaciones están bloqueadas, por lo que este jueves han convocado una huelga conjunta en los países donde operan para finales de julio. El sindicato Sitcpla, mayoritario en este colectivo, también ha denunciado varias veces que Ryanair manda interlocutores a las reuniones que admiten las reivindicaciones legítimas sindicales, pero luego no reconoce por escrito ninguna de esas demandas, "por lo que las negociaciones son absurdas", según dijeron en mayo fuentes de este sindicato.

No es el único conflicto que tiene Ryanair. El sindicato español Sepla sigue en guerra abierta con la aerolínea y amenaza con llevarla a los tribunales. Y el personal de tierra, subcontratado a través de la empresa de handling Lesma, piden la mejora de las condiciones de 4.000 empleados, con una revisión salarial del 3% y un convenio colectivo propio.  Además, los paros anunciados este jueves, en función de la normativa de cada país donde se llevarán a cabo, se suman a la huelga de 24 horas convocada por un grupo de pilotos irlandeses para el 12 de julio.

Reclamaciones

Los clientes afectados por la huelga convocada en Ryanair podrán reclamar a la aerolínea compensaciones de entre 250 y 400 euros, entre otras medidas, un transporte alternativo, el reembolso del billete, indemnizaciones por daños materiales y morales, así como el derecho a recibir asistencia. En este sentido, Ryanair tendrá que pagar las noches de hotel y las actividades contratadas no disfrutadas a los clientes afectados por la huelga de los tripulantes.

Los viajeros de Ryanair afectados por los paros podrán reclamar además hasta 400 euros —dependiendo de la distancia del viaje— en concepto de compensación, ha apuntado la compañía de reclamaciones Reclamador.es.

Entre las medidas que los usuarios de Ryanair podrán tomar, la firma subraya la indemnización por daños materiales y morales (como no acudir a un concierto por la cancelación de un vuelo); la posibilidad de solicitar el reembolso del billete si la aerolínea no ofrece un viaje alternativo; y el derecho a recibir asistencia (comida y bebida) en el caso de optar por un transporte alternativo, siempre que el retraso supere las dos horas.

La compañía de reclamaciones en línea aconseja a todos los clientes que vean su vuelo cancelado o retrasado más de dos horas como consecuencia de la huelga que exijan sus derechos.

Más información