Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Bruselas obliga a Engie a devolver 120 millones a Luxemburgo en ayudas fiscales

La compañía francesa se benefició durante una década de un acuerdo para reducir su factura fiscal

La comisaria europea de Competencia, Margrethe Vestager, este miércoles.
La comisaria europea de Competencia, Margrethe Vestager, este miércoles. EFE

La compañía francesa de energía Engie deberá devolver 120 millones de euros a Luxemburgo por haberse beneficiado durante una década de ayudas fiscales ilegales. La Comisión Europea ha señalado este martes que Luxemburgo permitió a dos sociedades del grupo eludir impuestos sobre la práctica totalidad de sus beneficios. La estructura financiera creada por la entidad, concebida para reducir artificialmente su factura fiscal, hizo que en la práctica abonara tan solo un 0,3% en concepto de impuesto de sociedades, lo que a ojos de Bruselas es una ayuda de Estado ilegal e incumplir las normas de la competencia, al situar a Engie en una posición de privilegio respecto a sus rivales.

"Luxemburgo ha proporcionado ventajas fiscales ilegales a Engie", ha explicado en rueda de prensa Margrethe Vestager, comisaria de Competencia. La recuperación de ayudas de Estado ilegales en el plano tributario se ha convertido en una de las principales líneas de actuación de la comisaria. Así lo pone de manifiesto el caso de Engie, que supone el culmen de una investigación que se inició en septiembre de 2016. Luxemburgo no lo ve así. El Gobierno liderado por Xavier Bettel ha emitido un comunicado en el que niega haber proporcionado ayudas ilegales y se reserva el derecho a recurrir la decisión.

La actuación de las autoridades de Competencia vuelve a situar los focos en el trato favorable que dispensa el Gran Ducado a determinadas multinacionales. Fiat y Amazon ya fueron obligadas a devolver impuestos a Luxemburgo en 2015 y 2017 respectivamente. La compañía automovilística eludió el pago de entre 20 y 30 millones, mientras que el gigante del comercio electrónico redujo ilegalmente su factura en 250 millones. No son las únicas. El caso más relevante por lo elevado de su importe ha sido hasta ahora el de Apple, que tendrá que desembolsar a Irlanda 13.000 millones de euros en impuestos impagados, una cantidad sin precedentes hasta hoy. Otras multinacionales icónicas están a la espera de que Bruselas se pronuncie por idénticas acusaciones. McDonald's e Ikea están bajo la lupa por haberse beneficiado de ventajas fiscales en Luxemburgo.

El varapalo de Bruselas llega en un momento crucial para Engie, nacida de la fusión de Gaz de France y Suez. El presidente francés, Emmanuel Macron, ha presentado esta semana el primer plan de privatizaciones en la última década, y su nombre figura entre las compañías que dejarán de tener presencia pública. El Estado posee una participación de cerca de un 24,1% en la empresa, aunque su poder real es mayor, dado que controla más de un tercio del derecho de voto.

Más información