Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Senado de EE UU vota a favor de preservar la neutralidad de la red

Los demócratas se anotan así una victoria simbólica que utilizarán para movilizar al electorado en las legislativas de noviembre

El líder de los demócratas en el Senado, Chuck Schumer
El líder de los demócratas en el Senado, Chuck Schumer AFP

La agencia que regula las comunicaciones en Estados Unidos va a empezar a desmantelar toda la estructura legal que garantiza el acceso neutro a Internet el próximo 11 de junio. Pero los legisladores demócratas hacen un último intento para tratar de impedirlo. El Senado adoptó con ese objetivo una resolución que revertir el plan de abolición adoptado por el presidente Ajit Pai. Es, en todo caso, un acto meramente simbólico.

La resolución contó con el respaldo de tres republicanos, lo que permitió sumar 52 votos a favor frente a 47 en contra. Susan Collins era un apoyo seguro a la maniobra demócrata, a la que se sumaron John Kennedy y Lisa Murkowski. El problema es que la Cámara de Representantes no contempla en este momento adoptar una acción legislativa similar para desaprobar y revertir la decisión adoptada por la agencia federal.

Durante la Administración presidida por Barack Obama, y tras una intensa batalla legal, se aprobaron una serie de medidas que impedían a los proveedores de acceso a Internet como los operadores de telecomunicaciones AT&T, Verizon o Comcast limitar la velocidad en la transmisión de datos en determinados portales o aplicaciones tipo Netflix, YouTube, Hulu y otras plataformas streaming. Pai presentó hace seis meses un plan para abolirlas.

Los demócratas son conscientes de que su acción legislativa tiene poco recorrido en el Congreso, pero esta victoria les da fuerza para llevar la batalla a la campaña ante las elecciones de medio mandato en noviembre y movilizar así a los votantes de Internet. “Los estadounidenses saben ahora quienes están con ellos y quienes están del lado de los intereses de las grandes corporaciones”, señaló tras el voto el senador Edward Markey.

La supresión de la neutralidad en la red se adoptó en diciembre. Los críticos advierten de que la desregulación traerá precios más altos para el consumidor. En el marco actual, además, el acceso a Internet se considera un servicio básico como el suministro de agua o de luz, que debe ser garantizado. El temor es que se pierda esa consistencia permitir a los operadores modular el acceso. Los republicanos, por su parte, creen que no se necesitan tantas reglas.

“Este movimiento por salvar la neutralidad de la red está integrado por todo tipo de estadounidenses”, insiste el demócrata. Cory Gardner le responde desde el ala republicana diciendo que la estrategia su “perdedora” e insiste en que los miedos “no están fundados”, porque lo que se busca es “elevar la competencia”. En noviembre se verá quien está vendiendo mejor el mensaje en este debate tan polarizado y que desata pasiones enfrentadas.

Más información